El incordio de los Proxys y cómo reducir la molestia

¿No se os ha quedado en algún momento pillado algún dominio porque el proxy que estáis usando os lo tiene cortado? Esto es algo habitual en redes de universidades, bibliotecas, corporativas…

Y entonces te dicen “usa este proxy para este servicio”, pero claro, tener el proxy para una cosa te rompe otra.

Soy mas de Firefox en lo personal, pero en temas de trabajo suelo usar Chrome, porque nos tienen todo el día Google docs para arriba, Google drive para abajo y la integración se agradece. Como para colmo las herramientas corporativas solo funcionan en Internet Explorer (vade retro) o Chrome pues antes me caso con Google que con Microsoft.

El incordio de los Proxys

Para estos caso, SwitchyOmega es una extensión que permite tener los proxys configurados automáticamente según el dominio que se necesite en la pestaña de chrome. La idea es tener algunos de los dominios mediante conexión directa, y otros mediante las de los diversos proxys, de manera que al invocar la dirección en la pestaña, la extensión detecte por dónde debe redirigirla, de manera que tengamos los servicios siempre funcionando como es debido. Una vez configurado, sólo hay que aplicar y dejar que haga su magia 🙂