Slack y los bots para mayor productividad

He hablado en el pasado de slack, pero de repente ha vuelto a mi vida al haberla integrado en mi entorno de trabajo. Estaba planteándome dar palmas al ver que por fin había llegado y el cúmulo de spam podría reducirse cuando me dí cuneta de que el eso que pretendían darle era el de un IRC de segunda o un insufrible grupo whatsapp, y slack no es para nada eso (aunque mal usado, sí que podría serlo).

La mayor potencia de slack está en el uso de bots, de manera que se pueda centralizar todo el flujo de trabajo en único sitio. ¿Notificaciones? A un feed a lo RSS. ¿Recordatorios? Que me los envíen al calendario de la estación de trabajo, por favor. ¿Y las tareas cuándo los de tu equipo no hace mas que preguntarte qué tiene que hacer hoy? Pues para eso hay otro bot mas.

Slack y los bots para mayor productividad

To-do bot es otro pequeño bot dentro de la aplicación, que, con unos pocos comandos, puede ordenar todas las tareas a hacer dentro de un canal (por ejemplo el de un sprint de mi proyecto, porque el número de canales es ilimitado). Así, cuando llego por la mañana solo ir al dashbooard del bot, o bien pedir en un comando lo que tengo que hacer de cualquier canal (área de mi proyecto) al bot a su chat privado conmigo.

/mytodo list

pedir solo las de un canal:

/todo list

Si necesito crear en una tarea en un canal, me vale con:

/todo Create new SVN branch

Puedo asignarmelas mediante:

/todo assign TP01 @angelesbroullon

O acabarlas con:

/todo done TP01

Como esto, se le puede dar mucho mas juego (por ejemplo con memo para conservar o compartir notas, o paperbot para organizar la sobredosis de links que puede haber en los canales en caso de que se usen de forma útil), haciéndolo extremadamente útil. Espero lograr que se avance un poco mas en esto, porque es una pena tirar a la basura el 90% de la potencia de este sistema.

Slack, ¿otra aplicación de productividad mas?

Uno de los típicos problemas de los que vivimos pegados a un ordenador a la hora de trabajar es tener que utilizar múltiples plataformas: chats, notas, repositorios, ficheros en nube, sistemas de planificación, plataformas de producción, y toda la multitud de correos que entran sin cesar notificando.

Hace una buena temporada que Busyflow intentó hacer esto, pero no tuvo muy buena acogida. Probablemente porque estaba bastante verde en cuanto al tema de presentación de contenidos. Slack en cambio parece que está teniendo mas éxito, probablemente porque se ha centrado en realizar una buena gestión de las  notificaciones: buscar lo que se desea resulta muy sencillo, empleando una interfaz agradable a la vista que permite integrar todo tipo contenido: desde texto normal a snippets de código fuente, conversaciones de Hangout, feeds de RSS o JSON (por ejemplo Twitter).

Slack, ¿otra aplicación de productividad mas?

Además, el hecho de sustituir al email clásico ayuda a  evitar las habituales plagas de spam y mensajes autogenerados por máquinas: hoy mismo he recibido mas de 50 notificaciones de JIRA, de las que lo único interesante eran los títulos: mostrarlo como RSS activo habría sido mas productivo, en lugar de ir teniendo que echarlas a la papelera periódicamente, interrumpiendo mi flujo de trabajo.

Puede que a nivel personal no sea de mucho interés, pero de cara al trabajo, esta gente se está moviendo en la dirección correcta: acceder a cualquier contenido desde cualquier dispositivo centralizando el acceso, lo que es una buena forma de ganar tiempo, y el tiempo es oro.