Aplicaciones de la IA que no computan

El desarrollo de inteligencia artificial es una de las ramas de la informática que más me interesan: cómo recopilar datos y procesarlos para recibir una buena respuesta. Podemos relacionar información, obtener buenos servicios de recomendaciones… pero parece que lo mejor que se les ha ocurrido hacer a un par de mentes de Stanford es “un gaydar” mediante análisis facial.

Aplicaciones de la IA que no computan
Mi opinión sobre el rango de éxito que dicen tener…

Tras mi asombro y un cínico “¿en serio?” hice una lectura rápida del artículo porque me parecía demasiado ridículo, y ví que lo que pretendían hacer simplemente demostrar que es posible crear tal algortimo, reconociendo que su algoritmo como tal y sus medios son muy malos… lo que hace que su estudio sea aún mas absurdo. Pero ante su objetivo de crear controversia, que dejemos unas cuantas cosas claras:

  • Menudo tema que han ido a elegir… tenemos algunos desarrollos para ayuda a tratamiento del cáncer y deciden pararse a esto, de paso poniendo nerviosa a gente por cuestiones de privacidad.
  • Si pretendían hacer sonar las alarmas con su desarrollo, van listos. Es un software de por sí malo con una base de entrenamiento aún peor. Su posibilidad de acertar es muy escasa fuera de esa mustra base.
  • Un algoritmo es tan inteligente como quien lo programe y requiere entrenamiento. Las premisas son absurdas y sus propios creadores reconocieron abiertamente que los datos de entrada del entrenamiento son malos, asi que esto es aún mas deshechable.
  • Si hubiesen minado para obtener datos aluna fuente como Facebook o Twitter, donde además de fotos hay contenido personal que puede reflejar gustos o inclinaciones políticas, pues quizás podría considerarse algo intrusivo y polémico. Esto es simplemente un despropósito.

En resumen: este estudio como tal no merece nuestra atención. Pretenden “fabricar una bomba” solo para intentar demostrar que podría hacerse y poco mas, así que nada de ponerse nervioso o emocionarse.

Anuncios

La pesadilla informática de LexNET

Quizás hayais oído hablar de LexNET, o quizas vuestros filtros os hayan hecho ignorarlo, como suele pasar con la mayoría de las cosas de derecho. El “legalés” (término jocos que utilizamos para definir la jerga legal) no es un idioma que controle y soy la primera que tiende a desconectar al escucharlo, pero este tema es curioso a la vez que terrible.

La pesadilla informática de LexNET
El logo de LexNET

Para quien no lo sepa, los sistemas digitales de los juzgados son cada uno de su padre y de su madre, lo que probablemente no resulte sorprendente, ya que tenemos una situación similar con los chips de las mascotas a nivel autonómico. LexNET fue un programa que se pretendía implantar a nivel nacional, lo que suena bonito. Lo que no suena tan bien es su extrema inseguridad, lo que me llevó a buscar información mas especializada: resulta que los datos de usuario se pasan en llamadas SOAP no securizadas, lo que quiere decir que los datos se ven de forma plana en la URL (ejemplo el ID de mi usuario), y con sustituir este por cualquier otro, un usuario se puede colar en la pantalla de otro.

¿Qué significa esto? Pues que cualquiera con credenciales de acceso al sistema puede acceder a cualquier cosa del mismo. Imaginaos que las partes enfrentadas puedan acceder a la información de los que sientan enfrente, o mas curioso aún: que alguien que trabaje en el juzgado y tenga alguna denuncia pueda acceder a los datos privados de quien lo ha denunciado.

¿Podría haberse prevenido? Pues de entrada se podrían securizar las llamadas SOAP para comparar el usuario que lo pide con el identificador que está pasando como parámetro, o usar quizás sistemas REST, de manera que los parámetros no se vean en la URL y no sean tan fáciles de hackear. Lo que denota esto es extrema dejadez y lo que es peor… ¿Esta gente no tiene un personal de testing serio? ¿Cuántas leyes de protección de datos se salta esto? Una vez mas me sorprendo del país en el que vivo, y parece que esto solo puede ser la punta del iceberg con lo que han hecho…

Firefox focus: el navegador ultraligero centrado en la privacidad

Firefox cada vez tiene mas versiones: la normal, la de desarrollador, la nightly, y ahora la Focus. Hablamos de una versión extramadamente veloz, y que podríamos considerar “amnésico”, al no ser capaz de mantener un historial de naveganción. Se lo podría llamar incluso “invisible” al no permitir que aplicaciones externas capturen su pantalla, lo que es probablemente su funcionalidad mas conspiranoica.

Firefox focus: el navegador ultraligero centrado en la privacidad

Focus cuenta con 2 elementos especialmente llamativos: el bloqueo de anuncios y rastreadores, y que siempre empieza desde cero, lo que es ideal a la hora de compartir un dispositivo. El haber eliminado la mayor parte de las funcionalidades hace que pese aproximadamente una cuarta parte que las versiones completas, pero evidentemente debido a esto, no es lo que buscamos para el uso de diario. Sin embargo, para una consulta en el móvil es mas que suficiente, y de paso nos evitamos que unos anuncios y rastreadores completamente indeseados se coman nuestros megas en caso de estar usando los datos.

En consecuencia, este navegador tiene unos objetivos muy concretos y no es precisamente apto para olvidadizos. Sin embargo, en caso de necesitar una consulta rápida usando datos del móvil, probablemente sea uno de los mas provechosos “out of the box”, al no requerir ningún conocimiento técnico para poder navegar sin publicidad.

Peleando por mi privacidad en Windows 10

Llegó el temido día de enfrentarme a Windows 10… Y he de decir que el sistema parece heredar algunas de las cosas mas monstruosas de Windows 8: la  convivencia de aplicaciones de Windows clásicas con las de tablet: ¿quieres poner el tema oscuro? Pues solo se pondrán en las de tablet, el resto en blanco radiactivo… hasta que lo cambies en Windows clásico. Te damos de salida Dropbox, pero es el de Tablet, si quieres sincronizar archivos en serio ve a por la “aplicación de los mayores”. Esto sigue siendo el típico suma y sigue, y una larga lista de desintalaciones para poner en su lugar programas de software libre… pero lo mas curioso ahora mismo para mí es todos los sitios en los que hay que revisar por temas de privacidad. Enumero por si resulta útil a otros y se ahorran unas pocas vueltas y conspiranoia 🙂

1.- Configuración: privacidad: general: obviamente no quiero anuncios en mi menú inicio.

Peleando por mi privacidad en Windows 10
Configuración general de privacidad

2.- Configuración: privacidad: ubicación: (en serio, no mas anuncios a medida).

Peleando por mi privacidad en Windows 10
Rastreo de localización

3.- Configuración: privacidad: ubicación: (mas abajo del punto 2).

Peleando por mi privacidad en Windows 10
Desactivar el rastreo de ubicación en aplicaciones

4.- Configuración: cuentas: sincronizar la configuración:

Peleando por mi privacidad en Windows 10
Desactivar la sincronización con Microsoft

5.- Asegurarse de que Cortana se estará callada. Menú inicio, teclear algo, y pulsar el icono de Cortana.

Peleando por mi privacidad en Windows 10
Corrtana desactivada

6.- Los accesos rápido del explorador de ficheros. Ir a exploraor de ficheros (el icono de carpetita): vista: opciones, y marcar “en este equipo”

Peleando por mi privacidad en Windows 10
Privacidad en los accesos rápidos

Y con esto creo que está todo… al menos hasta la próxima vez que Windows se actualice e intente colar algo mas. Paciencia, paciencia…

El uso de Internet en aulas y la privacidad

Me pareció muy interesante el informe de la EFF sobre el uso de herramientas en nube en las aulas y la recolección de datos privados.

El uso de Internet en aulas y la privacidad

Cuando usamos servicios tales como los de Google, estos servicios no son gratuitos: les estamos pagando con nuestros datos. De esa manera crean perfiles de nuestro comportamiento, que es lo que venden. Me repito una vez mas: los usuarios no somosel cliente, sino el producto para este tipo de gigantes.

La cuestión no es decir que no deban usarse esas herramientas en aulas, sino que se explique claramente las ventajas, desventajas y precio. Al igual que siempre defendí que en las clases de informática no debería enseñarse únicamente a usar Windows, sino también dar un paseo por Linux y hasta por OSX, o que además del eterno Microsoft Office existe OpenOffice (y LibreOffice), también se deberían explicar estas cuestiones y, lo que es mas, dar la opción para quien lo prefiera de no tener por qué usarlas.

Es como el tema de quienes hablaban de poner las notas de los alumnos en Facebok. Eso obligaría a los alumnos a usar Facebook, ¿por qué debería ser así? ¿Por qué debería Facebook saber tus notas (aparte de obviamente para freirte a publicidad)? Deberían estar en una Intranet segura en todo caso para restringir su acceso, en lugar de encontrarte con que algunos compañeros “les gusta” el suspenso de otro.