Electrolysis en Firefox, o como vuela el nuevo release

Desde hace tiempo los navegadores van comiendo mas y mas memoria, mas que nada por la cantidad de procesos que tenemos detrás de ellos: tenemos texto, tenemos vídeo, tenemos audio y desgraciadamente los anuncios incordiando y comiendo rendimiento.

Cada navegador ha ido intentando implementar diversas formas de que esto funcione, pero cada solución tiene un coste. El referente hasta ahora había sido Google Chrome, que tenía un proceso por cada pestaña (tab) del navegador, de forma que funcionar, funcionaba, pero el consumo de memoria es brutal.

Electrolysis en Firefox, o como vuela el nuevo release

Este mes, Firefox ha incorporado el proyecto Electrolysis a su navegador, dividiendo entre el proceso principal de interfaz de usuario, y varios subprocesos para los contenidos web, pero en este caso, lo que hace es balancear contenidos, de manera que no cree infinitos procesos, sino que los agrupa hasta un cierto límite de memoria para evitar que se sobrecargue la memoria. El resultado de rendimiento, desde luego es espectacular, reafirmándose una vez mas como mo navegador preferido.

El navegador de Adblock: filtro contra publicidad molesta preinstalado

Seamos sinceros, hace muchos años que la publicidad en Internet es terrible: carteles que te tapan lo que intentas leer, ruidos, vídeo que interrumpe… y cuando he hecho servicio técnico e instalado en los navegadores bloqueadores de publicidad, scripts y rastreo, los usuarios alucinaban y se sentían como entre mundo. Esta situación es mucho mas evidente en los móviles, porque como la pantalla es mas pequeña, la interrupción es mucho mas molesta.

Es curioso como con el tiempo, los complementos de navegadores que lidiaban con este tipo de problemas, tales como Adblock, Do not track, Ghostery o uBlock origin han dejado de ser una cosa de frikis para ir popularizando mas y mas, hasta llegar al punto en que muchas webs ahora intentan bloquear a los usuarios que acceden usando estos filtros, puesto que al no visualizar la publicidad están perdiendo sus ingresos derivados de la misma. El problema de estas personas acaba de escalarse, porque ahora los navegadores móviles también están permitiendo instalar dichos filtros, yendo desde los complementos de Safari a la aparición de un fork (o versión modificada) de Firefox orientada a este fin: Adblock browser.

El navegador de Adblock: filtro contra publicidad molesta preinstalado

Evidentemente están pagando justos por pecadores, y muchas páginas con publicidad en un formato aceptable se están viendo perjudicadas, pero ha llegado un punto en que las molestias y el excesivo consumo de datos, que en los móviles es limitado, obligan a tomar acción. Es triste ver como una gran parte de tu capacidad de acceso se va en contenido que no tiene interés alguno, y quizás este movimiento de “cortar por lo sano” obliga a replantear el sistema de publicidad para obtener un resultado mas satisfactorio para todos.

Nightingale: un reproductor de música libre

Hace años que iTunes marcó un referente hace años del que cada vez es mas difícil alejarse. Personalmente siempre he sido de aplicaciones de un estilo mínimo, véase Audacious o el ya venerable Winamp, pero siempre hay quien prefiere tener mas funcionalidades integradas.

Nightingale es un proyecto de reproductor de música de software libre construido sobre XULRunner el motor de Firefox, siguiendo la estela del abandonado Songbird. es un proyecto de reproductor de música de software libre construido sobre XULRunner el motor de Firefox, siguiendo la estela del abandonado Songbird. Destaca principalmente por su gran cantidad de funcionalidades y plugins disponibles, siendo en la actualidad uno de los mas completos.

Nightingale: un reproductor de música libre
La biblioteca de Nightingale

Entre otras funcionalidades cuenta con sistemas de búsqueda de metadatos de la música, de forma que es capaz de identificar qué está sonando, e incluso buscar las letras (hasta se puede hacer que tenga modo karaoke tocando un par de plugins).  Además se puede conectar a la radio, navegar cómodamente entre audiobooks, integración con podcasts o con servicios como bandcamp, lastfm y shoutcast (por el que tanto se lloró cuando se amenazó cuando WinAmp estuvo a punto de desaparecer).

En la sección de cosas negativas está el hecho de que al estar construido sobre un navegador puede provocar que en ocasiones la cantidad de datos sea bastante apabullante, y el consumo de recursos se dispare, pero ahí ya es cuestión de gustos.

Firefox OS: buena idea, ejecución discutible

Cuando hace unos años Mozilla anunció que iba a lanzar su propio sistema operativo llamó rápidamente mi atención. Luego resultó que no iba a ser un sistema así, sino algo mas parecido a ChromeOS, es decir, un núcleo de Linux que usa el navegador como centro del sistema. En consecuencia, el sistema no tiene “programas” en el sentido tradicional, sino aplicaciones web.

Hoy en día siempre tenemos la típica guerra entre las aplicaciones web y apps de móvil. Muchos desarrolladores consideramos que el que un servicio web necesite una aplicación cuya estética y funcionalidades difieran mucho su web es un signo de que el diseño de la página es malo. Si la web está bien diseñada, y se adapta bien a los cambios de resolución, ¿por qué complicarse con una aplicación? A fin de cuentas son mucho mas difíciles de mantener.

Firefox OS: buena idea, ejecución discutible
Firefox OS en un tablet

Firefox OS sigue este principio: las “aplicaciones” están realizadas sobre HTML5, de forma que se sigue un estándar abierto y libre. Como todo lo procedente de Mozilla, el usuario tiene absoluto control sobre lo que hay en su equipo y puede manejar su privacidad como desee, gracias a la transparencia del código. Para colmo es un sistema muy ligero y estéticamente recuerda a Android, lo que hace que se pueda instalar en terminales muy baratos dando buen resultado.

Hasta ahora todo suena de escándalo, pero por supuesto, hay una pega, o muchos ya habríamos firmado para pasarnos a esto: todavía está en pañales. A esto hay que sumarle otro gran factor: que todavía el HTML5 no está extendido por toda la web, lo que hace que algunas páginas no se vean todo lo bien que se debería, o que sean de esas irreductibles se diseñaron hace 10 años con software de Microsoft y en consecuencia solo funcionan en Internet Explorer. A eso hay que sumarle que existen servicios que no tienen siquiera web (véase Whatsapp), lo que hace que queden fuera del alcance de los posibles usuarios.

Y siendo sinceros, esta última causa ha sido el motivo real por el que los terminales de Firefox OS que salieron en España no tuvieron aceptación real. Por cómico que nos pueda resultar a los desarrolladores, muchos usuarios de móviles ni siquiera saben qué están comprando: prestaciones, sistema operativo, capacidad de la máquina… no, solo quieren un (esto es una cita textual de algo que vi escrito) “móvil con guasap”. Hasta que el HTML5 no se estandarice por completo, un sistema con esas condiciones no tiene mucho mas que hacer. ¿Tendrá mas éxito en unos años? Quizás, y ojalá sea así, puesto que el terminal de software libre mas idealizado.

Por qué prefiero Mozilla Firefox

Cuando me preguntaban por ni navegador predilecto, tradicionalmente solía estar entre Mozilla Firefox o Chromium (no Chrome, ojo, hablo del proyecto base, ese que es complicado de instalar para aquel que no sabe dos o tres cositas de informática), pero dada la dependencia que éste está desarrollando del navegador de Google, cada vez estoy reduciendo mas y mas su uso… si sigue instalado en mi sistema es por su integración con Brackets, que si no probablemente ya habría desaparecido. Os doy mis razones para recomendar Firefox:

Por qué prefiero Mozilla Firefox
Por favor, no dañeis la web. Usad estándares abiertos.

– Es software libre: puedes mirar cómo funciona, arreglar errores, compartirlo, reutilizar parte de su código en tus proyectos (su base, XULrunner es empleada en cientos de aplicaciones, ya sean de la casa – como Thunderbird, la versión para desarrolladores de Firefox – o ajenas como Nightingale). Su transparencia es una virtud.

– Orientado a la comunidad: como buen producto de software libre, el hecho de cualquiera pueda aportar lo enriquece. En consecuencia, cualquier aporte siempre es bienvenido.

– Es personalizable, con cientos de extensiones: cada persona es un mundo, y puede necesitar tener a mano unas determinadas funciones… o puede que otras distintas. Su capacidad de personalización no solo lo hace mas “agradable a la vista”, sino que ayuda a ser mas productivo.

– Está enfocado a una web abierta, empleando formatos amigables para todos. Nada es mas molesto que la típica página que no te deja moverte libremente, no te permite guardar una imagen, o que “sólo se ve bien en Internet Explorer” (y curiosamente, esas suelen ser mas feas que…), navegador que ni está disponible para todas las plataformas ni sigue los estándares web (de forma que hay mas páginas que se ven de pena frente a las que tiene exclusivas). Pese a favorecer los formatos abiertos (HTML5), también da la opción de instalar complementos para leer formatos propietarios (Adobe Flash), de forma que permite la compatibilidad.

– Es respetuoso con la privacidad: no te rastrea (ejem, Google, ejem), te indica que web te rastrean (puedes visualizarlo con el complemento Lightbeam), permitiéndote solicitar que no sea así. Además posee un “botón olvidar”, que facilita limpiar el historial, sobre todo cuando se usan equipos compartidos.

-Quiénes están detrás: Mozilla no depende de ninguna corporación, y se financia por donaciones, de forma que mantiene su independencia.