Organizando tareas de grupo con Google Keep

De repente me encuentro con tener que gestionar a un grupo de desarrolladores, y por razones en las que mejor no entro me doy con que me han inutilizado el JIRA, así necesito urgentemente tener una alternativa de emergencia por unos días que me permita controlar las prioridades de tareas de varias personas. Y tengamos en cuenta que es una medida temporal, así que nada de Kanban de Trello para grupos pequeños o Remember the Milk, no olvidemos la reticencia de adopción de una nueva aplicación.

No soy especialmente fan de Google Keep al ser muy simplón, pero sinceramente es gratis y prácticamente todo el mundo lo tiene,  así que la barrera de adopción está por los suelos. Nadie me va a morder por esa propuesta.

Organizando tareas de grupo con Google Keep

¿Mi intención? Modelar con esto el sistema hoy en día arcaico que teníamos en uno de los primeros lugares de trabajo: la enorme puerta corredera de un armario llena de post-its  de colores para saber qué tenía pendiente de hacer cada uno. Cuando alguien llegaba nuevo a la oficina se le asignaba un colory sus tareas iban a ir escritas en dichos papelitos. De esa manera sabíamos en qué estaba cada uno en el momento de un vistazo. Además el hecho de usar un trozo de papel pequeño hacía que los mensajes fuesen cortos y concisos.

Keep tiene una serie de funcionalidades que no suelen usarse, como el compartir notas. Por supuesto es tan primaria que hay que ir de una en una, pero total, esto es solo para unos días y podré vivir. La otra que es una gran desconocida es la capacidad de uso de etiquetas o hashtags. Así, si comparto con un compañero una nota “#proyecto #GUI Añadir un nuevo botón de acción”, Keep nos generará a ambos dos nuevos filtros por dichas etiquetas en nuestros respectivos paneles, de manera que podamos acceder con facilidad. El hecho de usar la versión lista de las notas nos permite ordenar prioridades si hay mas de una tarea, o marcar cuando una está hecha.

¿Es una solución óptima? Pues para un proyecto largo y en condiciones no, hay opciones muchísimo mas profesionales, pero para unos pocos días de caos, desde luego que salva los trastos.

Anuncios

“Instalando” Google Keep en Ubuntu

Una de las grandes novedades de Unity es que considera las aplicaciones web como ciudadanos de primera categoría dentro del sistema operativo. De esa manera, el usuario no tiene que entrar en el navegador y cargar el marcador, sino que las puede tener como un icono mas en su escritorio al integrar el navegador en el entorno. En este caso, por una pregunta que me hicieron, explicaré cómo se puede hacer esto con Google Keep, un sistema de notas sincronizadas, para así tener sincronizado entornos de móvil, navegador y escritorio del equipo.

Para instalar aplicaciones web de Google, lo primero es tener instalado su propio entorno, por lo que necesitaremos tener Google Chrome o, mucho mejor aún, el proyecto libre en el que se basa: Chromium. Así nos evitamos todos los sistemas siniestros de seguimiento de Google y nos quedamos mas tranquilos. Tras esto deberemos instalar la extensión correspondiente, desde Chromium.

"Instalando" Google Keep en Ubuntu
Google Keep en Chromium

Una vez instalada, podemos encontrar el acceso a la aplicación web en la página de inicio de Chromium, con lo que solo tenemos que hacer click secundario  (botón derecho del ratón para diestros) sobre ella para que se nos muestre la opción de “crear una atajo”. De esta manera podemos colocarla en el escritorio, pero si estamos usando Unity, podemos obviar todo ese paso, puesto que nos basta con ir al dash (click en el icono de Ubuntu, o pulsando la tecla de inicio, esa que  muchos llaman “botón de de Windows”) y teclear “keep” para darnos cuentas de que ya está disponible como si se tratase de una aplicación mas.

"Instalando" Google Keep en Ubuntu
Google Keep instegrado en el escritorio