Ada Lovelace: la primera programadora

Ada Lovelace
Ada Lovelace

– “Los ordenadores solo pueden hacer lo que los programadores les dicen que hagan.

Ada Lovelace nació en 1815 como producto del breve matrimonio del poeta George Gordon, mas conocido como Lord Byron, y Annabella Milbanke. Sus padres se separaron un mes después de su nacimiento, por lo que nunca llegó a conocer a su padre. Su madre le dio una educación en matemáticas, lógica y música con la esperanza de evitar que replicase las tendencias poéticas de Lord Byron. Se casó con William King, conde de Lovelace en 1838, de ahí que se la conozca por el título.

En 1833, conoció a Charles Babbage, visionario que inventó “la máquina analítica“, y se hicieron amigos de por vida.

La máquina analítica de Babbage se considera el primer ordenador de la historia. Consistía en una serie de engranajes que permitía el cálculo de los valores numéricos de una función polinómica sobre una progresión aritmética, para imprimir una tabla de valores que se aproxima a la función real.

La máquina analítica de Babbage
La máquina analítica de Babbage

En 1842 tradujo un artículo corto de Luigi Manabrea que  describía la máquina analítica, para que fuese publicado en Inglaterra. Babbage le pidió que expandiese dicho artículo, “ya que entendía la máquina tan bien”. El resultado final triplicaba la extensión del documento original y contenía varios  esbozos de “programas de ordenador”, al igual que varias observaciones sobre posibles usos de la máquina, como la manipulación de símbolos y la creación de música. También sugirió el uso de tarjetas perforadas como sistema de almacenamiento de información, el cual se empleó durante las décadas 1960 y 1970.

Aunque Babbage había llegado a escribir algunos programas básicos para su sistema, Lovelace fue quien desarrolló los mas elaborados y completos, y la primera en publicar sobre la materia, por lo que se la considera “la primera programadora de la historia”.

Ada murió de cáncer en 1852, a la edad de 37 años, y fue enterrada junto al padre que nunca conoció. Sus notas inspiraron a Alan Turing a trabajar en el primer ordenador moderno durante la década de 1950.El lenguaje de programación orientado a objetos “Ada”, caracterizado por su tipificación fuerte, se llama así en su honor. Fue estandarizado en 1983 y a día de hoy se sigue empleando entornos que necesitan gran seguridad, como aeronáutica, defensa y gestión de tráfico aéreo.

Una fuente muy entretenida para conocer mas sobre este personaje histórico es el webcomic “The thrilling adventures of Lovelace and Babbage“, donde Sydney Padua nos presenta una versión steampunk de los hechos acontecidos, contando además con una buena colección de notas para ampliar información.

Babbage y Lovelace, los primeros frikis informáticos, desde las páginas de 2D Googles
Babbage y Lovelace, los primeros frikis informáticos,
desde las páginas de 2D Googles
Anuncios