El incordio de los Proxys y cómo reducir la molestia

¿No se os ha quedado en algún momento pillado algún dominio porque el proxy que estáis usando os lo tiene cortado? Esto es algo habitual en redes de universidades, bibliotecas, corporativas…

Y entonces te dicen “usa este proxy para este servicio”, pero claro, tener el proxy para una cosa te rompe otra.

Soy mas de Firefox en lo personal, pero en temas de trabajo suelo usar Chrome, porque nos tienen todo el día Google docs para arriba, Google drive para abajo y la integración se agradece. Como para colmo las herramientas corporativas solo funcionan en Internet Explorer (vade retro) o Chrome pues antes me caso con Google que con Microsoft.

El incordio de los Proxys

Para estos caso, SwitchyOmega es una extensión que permite tener los proxys configurados automáticamente según el dominio que se necesite en la pestaña de chrome. La idea es tener algunos de los dominios mediante conexión directa, y otros mediante las de los diversos proxys, de manera que al invocar la dirección en la pestaña, la extensión detecte por dónde debe redirigirla, de manera que tengamos los servicios siempre funcionando como es debido. Una vez configurado, sólo hay que aplicar y dejar que haga su magia 🙂

Slack y los bots para mayor productividad

He hablado en el pasado de slack, pero de repente ha vuelto a mi vida al haberla integrado en mi entorno de trabajo. Estaba planteándome dar palmas al ver que por fin había llegado y el cúmulo de spam podría reducirse cuando me dí cuneta de que el eso que pretendían darle era el de un IRC de segunda o un insufrible grupo whatsapp, y slack no es para nada eso (aunque mal usado, sí que podría serlo).

La mayor potencia de slack está en el uso de bots, de manera que se pueda centralizar todo el flujo de trabajo en único sitio. ¿Notificaciones? A un feed a lo RSS. ¿Recordatorios? Que me los envíen al calendario de la estación de trabajo, por favor. ¿Y las tareas cuándo los de tu equipo no hace mas que preguntarte qué tiene que hacer hoy? Pues para eso hay otro bot mas.

Slack y los bots para mayor productividad

To-do bot es otro pequeño bot dentro de la aplicación, que, con unos pocos comandos, puede ordenar todas las tareas a hacer dentro de un canal (por ejemplo el de un sprint de mi proyecto, porque el número de canales es ilimitado). Así, cuando llego por la mañana solo ir al dashbooard del bot, o bien pedir en un comando lo que tengo que hacer de cualquier canal (área de mi proyecto) al bot a su chat privado conmigo.

/mytodo list

pedir solo las de un canal:

/todo list

Si necesito crear en una tarea en un canal, me vale con:

/todo Create new SVN branch

Puedo asignarmelas mediante:

/todo assign TP01 @angelesbroullon

O acabarlas con:

/todo done TP01

Como esto, se le puede dar mucho mas juego (por ejemplo con memo para conservar o compartir notas, o paperbot para organizar la sobredosis de links que puede haber en los canales en caso de que se usen de forma útil), haciéndolo extremadamente útil. Espero lograr que se avance un poco mas en esto, porque es una pena tirar a la basura el 90% de la potencia de este sistema.

Organizando tareas de grupo con Google Keep

De repente me encuentro con tener que gestionar a un grupo de desarrolladores, y por razones en las que mejor no entro me doy con que me han inutilizado el JIRA, así necesito urgentemente tener una alternativa de emergencia por unos días que me permita controlar las prioridades de tareas de varias personas. Y tengamos en cuenta que es una medida temporal, así que nada de Kanban de Trello para grupos pequeños o Remember the Milk, no olvidemos la reticencia de adopción de una nueva aplicación.

No soy especialmente fan de Google Keep al ser muy simplón, pero sinceramente es gratis y prácticamente todo el mundo lo tiene,  así que la barrera de adopción está por los suelos. Nadie me va a morder por esa propuesta.

Organizando tareas de grupo con Google Keep

¿Mi intención? Modelar con esto el sistema hoy en día arcaico que teníamos en uno de los primeros lugares de trabajo: la enorme puerta corredera de un armario llena de post-its  de colores para saber qué tenía pendiente de hacer cada uno. Cuando alguien llegaba nuevo a la oficina se le asignaba un colory sus tareas iban a ir escritas en dichos papelitos. De esa manera sabíamos en qué estaba cada uno en el momento de un vistazo. Además el hecho de usar un trozo de papel pequeño hacía que los mensajes fuesen cortos y concisos.

Keep tiene una serie de funcionalidades que no suelen usarse, como el compartir notas. Por supuesto es tan primaria que hay que ir de una en una, pero total, esto es solo para unos días y podré vivir. La otra que es una gran desconocida es la capacidad de uso de etiquetas o hashtags. Así, si comparto con un compañero una nota “#proyecto #GUI Añadir un nuevo botón de acción”, Keep nos generará a ambos dos nuevos filtros por dichas etiquetas en nuestros respectivos paneles, de manera que podamos acceder con facilidad. El hecho de usar la versión lista de las notas nos permite ordenar prioridades si hay mas de una tarea, o marcar cuando una está hecha.

¿Es una solución óptima? Pues para un proyecto largo y en condiciones no, hay opciones muchísimo mas profesionales, pero para unos pocos días de caos, desde luego que salva los trastos.

Wannacry o qué paso el viernes 12 de mayo

Hago un resumen de las preguntas mas habituales del incidente de ransomware WannaCry, que me tuvo bastante entretenida el fin de semana.

Wannacry o qué paso el viernes 12 de mayo

  • ¿Qué es #WannaCry?

Se trata de un ransomware, que viene de ransom o pedir rescate. Consiste en términos muy básicos en un virus de gusano para equipos Windows.

  • ¿Eso cómo se pilla?

Pues es unos de sos virus que vienen en un correo electrónico. Por triste que os resulte, hay personas que aún se creen que un príncipe nigeriano se quiere casar con ellas. Una vez se infecta un equipo, se puede propagar por intranets (redes internas).

  • ¿Y eso se puede prevenir?

Pues este bicho en cuestión utiliza una debilidad antigua y sonada, pues es parte del Vault7 de la CIA que publicó Wikileaks en marzo, y que Microsofft parcheó ese mismo mes. Así que si tienes instaladas las actualizaciones de Windows de aquella fecha, estás a salvo. Y aún mas si en lugar de Windows usas Linux 😉

  • ¿Y si tiene un tiempo, cómo es que tantas empresas están afectadas?

Porque en las empresas los usuarios no suelen tener derechos de administrador para instalar cualquier programa, o las actualizaciones de sistema. El departamento de IT las suele distribuir en paquetes de parches cada cierto periodo de tiempo una vez se han probado (¿cuántas veces ha frito algo una actualización de Windows? Yo no les culpo por querer estar seguros antes de instalar en secciones críticas), y en muchos casos esos periodos pueden ser bien largos. Luego hay casos mas extremos de organizaciones que aún usan Windows XP en sus equipos, sistema deprecado y que obviamente no tiene parche que lo proteja. Si teneís curiosidad, yo los ví recientemente en un centro de salud.

  • ¿Esto es un ciberataque?

No, esto no es ni de lejos un ciberataque ni ha estallado la tercera guerra mundial sin que nadie lo sepa, como decían algunos medios que se dieron tanta prisa en dar noticias que se pusieron a publicar sin tener ni idea de lo que hablaban. Lo que sí se demuestra es que el día que venga uno de verdad muchos no estarán ni de broma preparados si siguen manteniendo estos niveles de seguridad.

  • Esto afecto a Telefónica y yo uso su red, ¿me afectará a mi?

No, no se propaga así. Solo te infectas si tienes un equipo Windows y abres un correo que no deberías en tu ordenador, o si lo hace alguien en tu intranet. Vamos, que es de andar por casa.

  • ¿Y si lo pillas y pagas, te desencriptan los datos?

Las probabilidades son bajas, directamente formatea tu equipo y pon tu copia de seguridad mas reciente. No pagues el chantaje.

Cuando la sesión con interfaz de gráfica no cargaba

Mi último problema informático ha venido al rearrancar Ubuntu una mañana y quedarseme un cursor parpadeante. Raro, muy raro, pues la última vez que estuve usando el equipo no hice nada fuera de lo normal… salvo actualizar la gráfica. Cielos, seguro que Nvidia me la habia vuelto liar, así que lo siguiente era comprobar si era así.

Cuando la sesión con interfaz de gráfica no cargaba

Lo primero es comprobar que Ubuntu no está roto, por lo que lo primero era cambiar a la interfaz de texto. Siendo laInterfaz gráfica la número 7, cambiemos a la 1, cosa que puede hacer con Ctrl+Alt+F1 (y se revierte con Ctrl+Alt+F7).

Desde allí lo siguiente era hacer login con usuario y contraseña, e intentar reiniciar los gráficos a golpe de consola. Eso se puede hacer mediante el siguiente comando:

sudo service lightdm restart

Y ahí estaba Nvidia reventando. Así vamos con el clásico actualizado manual a ver si se corregía (y si había que purgar como se nos indicaba, se purga).

sudo apt-get update

Y tras un reiniciado, la interfaz gráfica había vuelto satisfactoriamente. Un final feliz para el problema de hoy.