Otra idea horrible e invasiva mas de Windows 10

Llevamos unas cuantas funcionalidades que aunque podrían tener una intención original buena, tienen unas consecuencias horribles de cara a la privacidad. Desde hace tiempo cada “mejora de usabilidad” que introducen me reduce las funcionalidades en el sistema, puesto que me niego a pagar su precio de cara a seguridad y privacidad. Iré en retrospectiva.

1 . El timeline del escritorio.

La idea original era mejorar la productividad permitiendo tener un histórico de “aplicaciones recientes”, “documentos recientes” y “webs visitadas recientemente” (solo en Microsoft Edge, Firefox y Chrome son sistemas estancos). Esto también es multidispositivo mediante la cuenta de Microsoft, por lo que gracias a su nube esto se puede sincronizar entre tus múltiples equipos. Ahí es donde se me encienden las alarmas: en la nube de Microsoft, que está desarrollando machine learning y necesita datos de usuarios. Así que en caso de que necesitasen información tendrían una lista de las aplicaciones que uso, por donde navego (si usase Edge, cosa que no sucede), y los nombres de los ficheros que toco. No gracias, mi información personal por un sistema de pago no será comida para sus bots.

  • ¿Se puede desconectar? Si, desde Configuración, Privacidad, Historial de actividad.

2. Rediseño de la funcionalidad de busqueda.

La caja de búsqueda ahora se parece a las extremadamente criticadas Unity Lenses de Ubuntu Unity (venían activadas por defecto, pero eran desconectables, y les daban tu información histórica de búsqueda a Amazon): al buscar por defecto llegas a la lente (ni idea de cómo lo ha llamado Microsoft, pero la llamaré así porque ese fue el nombre que le puso Canonical antes a esta pésima idea) “todo”, que busca no solo en tu equipo, sino en la web vía Bing. Bonita forma de intentar subir su cuota de uso, sólo que de nuevo Microsoft estaría recopilando información personal mía.

  • ¿Se puede desconectar? No. Toda la configuración de búsqueda, que solía estar en Configuración junto al apartado Cortana, ha desaparecido por completo. Para buscar algo en el equipo aún podemos usar la clásica caja de búsqueda en el explorador de ficheros, y evitar la búsqueda de escritorio (teclear tras pulsar la tecla de Windows) como una plaga. La otra opción es hacer un hack para redirigir las búsquedas a Duck Duck Go, pero es una batalla larga y repetitiva, porque en cada actualización Microsoft te reinstala la redirección a Bing.

Configuración de "portapapeles en la nube" de windows 10

3. Portapapeles en la nube.

En este caso estoy convencida de que no tienen la más remota idea de lo que han acaban de hacer. La idea es poder copiar y pegar entre varios dispositivos gracias a la nube. La realidad es que estás pasando a los servidores de Microsoft todo lo que copies y pegues: documentos, fotos, contraseñas… Desde el punto de vista ya no solo de privacidad, sino de seguridad, es una pesadilla. ¿Cuánta información está chupando y poniendo en peligro Microsoft con esto? Esta parte de nuestro flujo de trabajo nunca se había visto expuesta hasta la fecha, y es un gran problema. ¿Expondrías documentos con tus facturas o datos médicos a Microsoft? Lo que es mas, ¿te sentirías tranquilo sabiendo que están en su nube? Yo soy de la opinión de que determinadas cosas JAMÁS deberían estar en Internet en manos de un tercero.

  • ¿Se puede desconectar? Si, desde configuración, sistema, portapapeles. Corre que ya vas tarde.

Mi mayor preocupación a día de hoy es que con el tema de la búsqueda han sentado un precedente de no permitir desconectar una funcionalidad, por lo que puede que un cierto periodo de tiempo esto no sea opcional. Cuestiones como ésta han relegado en mi caso a Windows a sistema para juegos y poco más, pero a nivel de profesional en la oficina el corporativismo nos obliga a usar Windows 10, y no me gusta nada el riesgo que representa esto. ¿Deberían cambiar los términos de mi contrato en cuanto a confidencialidad al auditar código que esa información la sabremos el cliente, los trabajadores que auditamos código, y Microsoft?

Actualización a Xubuntu 18.04

Llegó el terrible momento que sucede cada 2 años: la hora de la actualización de todos los equipos de la casa a la siguiente versión de larga duración o LTS. Así que tras armarme de paciencia me dispuse a hacer la primera instalación, que es donde suceden todos los problemas. Os cuento el proceso y los problemas que me encontré, por si pueden ayudaros.

Lo primero fue elegir la distro: Ubuntu ya no es una opción, pues Gnome tiene un consumo abusivo. Lo podría poner en uno de los equipos, pero sería hacer 2 veces la parte de ensayo-error de aplicaciones, lo que me produce una pereza extrema. Así que a conseguir la imagen de la página oficial en 64 bits, y cargarla en un pendrive con Etcher para que funcione no solo en equipos con arranque normal, sino también en los que tienen UEFI.

Una vez instalado vamos con los consolazos de instalación de programas (Ctrl + Alt + T abre la consola rápidamente), que siempre es más rápido que usar un gestor de aplicaciones:

  • Extras restringidos y mis aplicaciones habituales de vídeo, imagen y sonido, gestión de e-books, paquete ofimático (nunca se sabe cuando lo necesitarás) y la implementación libre de Java, ahora que por fin se la reconoce oficialmente.
sudo apt-get install xubuntu-restricted-extras
sudo apt-get install vlc
sudo apt-get install gimp
sudo apt-get install audacious
sudo apt-get install calibre
sudo apt-get install libreoffice
sudo apt-get install openjdk-8-jdk
  • Si tenemos unidad de DVD y queremos ver discos originales tendremos que instalar el Content Scrambling (insertar maldiciones al sistema de regiones y los inútiles sistemas anticopia que solo molestan a los que pagamos el formato legal).
sudo apt-get install libdvd-pkg
  • Después quitamos paquetes que me sobran. Parole es un reproductor que está bien en el sentido de que es ligero, pero prefiero tener un programa que sirva para todos los formatos seguro como es VLC, por lo que me es redundante.
sudo apt-get remove --purge parole
sudo apt-get remove --purge pidgin
  • Cuestiones estéticas: los temas oscuros permiten descansar más la vista, por lo que instalo el tema de escritorio Arc-dark. Una nota: para activarlo hay que ir a “Configuración ->  gestor de ventanas” e indicar Arc-dark para que las líneas de borde sean correctas. Después a “Configuración -> apariencia -> estilo” y marcar de nuevo arc-dark para que todo pase a estar en colores oscuros.
sudo apt-get install arc-theme
  • Personalmente prefiero unos iconos planos que distragan menos, y Papirus es un conjunto bastante atractivo. Una vez instalados se pueden seleccionar en “Configuración -> apariencia -> iconos”.
sudo add-apt-repository ppa:papirus/papirus
sudo apt-get update
sudo apt-get install papirus-icon-theme
  • Los iconos de Libreoffice también son mas agradables en colores planos, y Sifr es un tema bastante agradable. Una vez instalados, en Libreoffice vamos a “Herramientas -> Opciones -> Ver -> Estilo de iconos” e indicamos Sifr-dark para que salgan en blanco sobre negro.
sudo apt-get install libreoffice-style-sifr
    • Un problema raro de esta configuración con Firefox Quantum es que algunas cajas de texto pueden salir en oscuro haciendo que la experiencia de navegación web sea rara, para arreglarlo hacemos lo siguiente:
      • Paso 1: Abrimos Firefox y en la barra de direcciones de Firefox escribimos “about:config”, para ir a la “zona de peligro para manazas”.
      • Paso 2: Hacemos click secundario (en términos generales, click derecho) y creamos un nuevo valor de cadena llamado widget.content.gtk-theme-override.
      • Paso 3: Seleccionar un tema claro, yo recomiendo Arc-Darker, que es la misma estética pero con el contenido de ventanas en blanco, de manera que la estética no se rompe.
      • Paso 4: Reiniciar Firefox, y con eso queda arregla arreglado.
  • Un último problema es que en los programas de música que utilizan midi, este no suele funcionar de salida, por lo que hay que instalar Timidity antes.
sudo apt-get install timidity timidity-interfaces-extra

Con esto queda todo solucionado. Desde ahí ya cada uno instala los programas extra que sean mas adecuados a sus necesidades. ¡A disfrutar!

Y el Chromecast sustituyó a la SmartTV

Hace un tiempo que en mi familia experimentamos la obsolescencia en la smartTV. Primero fue la aplicación de YouTube, cuando cesó el soporte a la versión con Flash (que ya era hora de que se eliminara ese coladero de bichos) no se creó una con HTML5 que la sustituyese. Luego fue el navegador de Internet de forma similar… Y después ya fue cuestión de tiempo que fuesen cayendo mas y mas, o reduciéndose el contenido disponible.

Siempre se puede conectar el PC vía cable HDMI, pero es un rollo con tanto cable, así que buscando una solución mas simple y barata busqué un Chromecast cuando estuvieron de rebajas.

Y el Chromecast sustituyó a la SmartTV

Primero dejemos claro qué es este cacharrito: se trata de un pequeño dispositivo IoT (Internet de las cosas) que se conecta a una red wifi, permitiendo que otros dispositivos de esa misma red le envíen una señal, y la retransmite a la TV via HDMI. No es un miniordenador, ni tiene aplicaciones instaladas, ni puede almacenar contenido.

En consecuencia lo de “el teléfono es tu mando” no es del todo correcto: el teléfono (o tablet, o PC con Google Chrome instalado) es el receptor original. Si quieres, por poner un ejemplo muy simple, ver un vídeo de Youtube vía Chromecast, efectivamente debes abrir YouTube desde un sistema compatible (Google Chrome o la app oficial) y darle al icono de enviar a Chromecast que se habilita al detectar uno en la red wifi, pero es nuestro dispositivo quien hace el trabajo duro. Lo mismo sucede por ejemplo con las aplicaciones de fotos.

Cada vez hay mas servicios que soportan este sistema (por ejemplo Netflix, Vimeo, Spotify o las aplicaciones de los canales de televisión para ver programación a la carta), lo que lo hace una alternativa estupenda al “cambia tu TV” que te suele ofrecer el fabricante. Como el “cerebro” es un dispositivo externo y se puede usar como base un navegador, nos evitamos muchos problemas de actualizaciones y obsolescencia, pues es fácil tener a mano un dispositivo 100% compatible, y esto le da mejor esperanza de vida que la mayoría de las SmartTVs. Y si ya nos queremos poner más técnicos hay aplicaciones que permiten usar un ordenador como servidor para nuestra propia biblioteca de cine, fotos y música, dándole mas versatilidad. Una pequeña pega es que este dispositivo no soporta redes en las que haya que logarse vía navegador, así que no es lo mas ideal para llevarse de viaje a hoteles, pero por lo demás es cómodo de transportar al ser tan pequeño.

En el tema seguridad recomiendo deshabilitar el modo invitado, pues puede suponer un agujero se seguridad. Así no debemos permitir acceso al Chromecast sin estar en nuestra wifi salvo para resetearlo. En caso contrario, se podría entrar y robar el password de nuestra wifi mediante el cambio de contraseña de red, dando un punto de entrada a nuestros sistemas.

En conclusión, si usado adecuadamente, este dispositivo tiene muchísimo potencial siempre que seamos prudentes con su configuración.

El cuidado de personas mayores con IoT, una cuestión compleja

Uno de mis primeros trabajos mientras estudiaba la carrera hace casi 10 años fue en un grupo de investigación de la universidad, que se enfocaba en la adaptación herramientas informáticas para personas en riesgo de exclusión social. En una palabra, accesibilidad.

Entre otras cosas hacíamos labores enfocadas a personas mayores, para enseñarles a usar herramientas tecnológicas que les ayudasen en el día a día: adaptadores de lectura, listas y recordatorios, y orientación con los primeros prototipos de GPS. Pensad que en aquel entonce estaban empezando a llegar los smartphones y con ello la enorme revolución de poder llevar un pequeño equipo informático en el bolsillo.

"El amancer gris"

Lo que se ha avanzado desde entonces es impresionante, con el desarrollo en lo que hoy llamamos IoT (Internet Of Things) o “Internet de las cosas”: domótica (ordenador que controle la casa), smartbands que registran los pasos que damos o ritmos cardíacos, robots que hacen pequeñas tareas de cocina o limpieza de la casa. Y de repente te das cuenta de ese campo que curioseábamos en aquel entonces se ha convertido en un área de mercado cada vez mas prominente, pues la población de muchos países cada vez está mas envejecida o lo que los americanos llaman mas poéticamente “the grey dawn” (el amanecer gris). Escuchar a los representantes de diversas empresas de ese sector me produjo tristeza por varios motivos.

El primero vino por el consabido discurso que oímos cuando la robótica se va adentrar en nuevos sectores: se intenta convencer al personal del empleo en el que se hará disrupción de que las máquinas no les quitarán puestos de trabajo, sino que harán aquellas tareas que nadie quiere. ¿Cuidar de los mayores es una tarea que nadie quiere? Yo diría que mas bien es una tarea para la que podríamos no estamos capacitados en algunos casos y necesitamos ayuda de monitorización (por ejemplo casos de alzheimer o demencia), o una tarea para la que dadas las condiciones laborales que tenemos a día de hoy, con jornadas que se pueden alargar hasta horas insospechadas, directamente carecemos de tiempo material para ello. De hecho el segundo factor me parece clave de cara al envejecimiento de la población, pues la inestabilidad de sueldo y horario no son los mejores compañeros de cara a empezar una familia.

Lo segundo la delegación de monitorización mediante dispositivos y telemetría. Recordemos que el IoT son a fin de cuentas dispositivos tontos a los que se les puede engañar sin mucho esfuerzo, tal y como vemos en el vídeo que os adjunto: “uninvited guests”.

Esto me reafirma en 2 ideas:

  • Es importante recordar que los dispositivos IoT deben ser una ayuda orientativa. Su función es ser un apoyo, no como unos grilletes. Además como se ve en el vídeo, son extremadamente fáciles de burlar. Se agradece una ayuda de monitorización, o los recordatorios, pero no son eficientes por sí solos.
  • El factor humano sigue siendo insustituible porque el factor afectivo me parece absolutamente fundamental de cara a la salud tanto física como mental, pues la soledad y deshumanización pueden ser terribles. Aprovechad el tiempo con nuestros mayores, pues tienen mucho que contar y aportarnos.

Los 98 rasgos que utiliza Facebook para servir publicidad

He dejado claro en mas de una ocasión que el negocio de Facebook es la publicidad: ofrecer una audiencia receptiva a los anunciantes. Para ello, utiliza los datos que los usuarios les proveen, a base de minar la información. Pero, ¿os habéis planteado alguna vez cómo clasifica a sus usuarios? Los primeros valores de la lista son normales y no tienen por qué plantearnos especial problema, pero conforme vamos progresando, se va volviendo más y más curioso. Los voy a ir agrupando temáticamente.

Los 98 rasgos que utiliza Facebook para servir publicidad

1. Lugar donde está
2. Edad
3. Generación
4. Género
5. Idioma
6. Nivel de educación
7. Campo de estudio
8. Escuela
9. Afinidad étnica

10. Salario y valor de su red de contactos
11. Si posee una casa, y de qué tipo
12. Valor de su casa
13. Tamaño de su casa
14. Metros cuadrados de su casa
15. Año en que se construyó su casa
16. Composición de su casa

17. Usuarios cuyo aniversario es en 30 días
18. Usuarios que se han desplazado de su ciudad natal, o están lejos de su familia
19. Usuarios que son amigos de alguien que próximamente cumplirá años, será su aniversario, se acaba de casar o comprometer,  o se acaba de mudar.
20. Usuarios con relaciones a larga distancia
21. Usuarios con una nueva relación
22. Usuarios que tienen un nuevo trabajo
23. Usuarios que acaban de comprometerse
24. Usuarios que acaban de casarse
25. Usuarios que acaban de mudarse
26. Usuarios cuyo cumpleaños será próximamente
27. Padres
28. Va a ser padre pronto
29. Madres, divididas por tipo (modernas, deportistas)
30. Usuarios que podrían meterse en política
31. Conservadores y liberales
32. Estatus de su relación

33. Empresario que busca contratar
34. Negocio
35. Título de trabajo
36. Tipo de oficina

37. Intereses

38. Posee una moto
39. Planean comprar un coche (de qué tipo, cuando…)
40. Han comprado piezas o accesorios de coche recientemente
41. Si probablemente necesitarán nuevas piezas de coche pronto
42. Estilo y marca del coche que condice
43. Año en que se compró el coche
44. Años que tiene el coche
45. Cuánto dinero podría invertir el usuario en su próximo coche
46. Dónde comprará probablemente su próximo coche

47. Cuántos empleados tiene su compañía
48. Pseen un pequeño negocio
49. Es gerente o ejecutivo

50. Usuarios que donan a obras de caridad (separados por tipo)
51. Sistema operativo
52. Usuarios que juegan
53. Usuarios que tienen una videoconsola
54. Usuarios que han creado un evento en Facebook
55. Usuarios que han usado pagos con Facebook
56. Usuarios que han gastado mas de la media en pagos con Facebook

57. Usuarios que administran una página de Facebook
58. Usuarios que han subido fotos recientemente a Facebook
59. Navegador web
60. Servicio de correo
61. Adoptan la nueva tecnología pronto o tarde
62. Expatriados
63. Usuarios que pertenecen a un banco o al sector de préstamos
64. Usuarios que son inversores
65. Cantidad de cuentas bancarios

66. Usuarios que usan tarjeta de crédito de forma activa
67. Tipo de tarjeta de crédito
68. Usuarios que tienen una tarjeta de débito
69. Usuarios que llevan un balance de su tarjeta de crédito
70. Usuarios que escuchan la radio
71. Preferencias en programas de televisión
72. Usuarios que emplean un dispositivo móvil
73. Tipo de conexión a Internet
74. Usuarios que han comprado un teléfono o tablet recientemente
75. Usuarios que se conectan a Internet mediante el teléfono o el tablet

76. Si usan cupones de compra
77. Tipo de material de casa que compra
78. Época del año en que compra mas material para la casa
79. Consumo de alcohol
80. Según tipo de comestibles que compran
81. Si compran productos cosméticos
82. Si usa medicamentos para la alergia, resfriado, dolor o contramedicación

83. Invierte dinero en material para la casa
84. Tiene mascota, invierte dinero en ella
85. Usuarios que gastan mas de la media en compras para su casa
86. Compra online
87. Tipo de restaurante en el que come
88. Tipo de tiendas que frecuenta
89. Receptivo a ofertas de compañías de seguros, hipotecas,  gastos de educación, tarjetas de prepago
90. Periodo de tiempo que ha vivido en una casa
91. Si se mudará pronto
92. Si le interesan los deportes
93. Si viaja frecuentemente (negocios o placer)
94. Usuarios que usan el transporte público
95. Tipo de vacaciones de las que suele disfrutar
96. Si ha vuelto recientemente de un viaje
97. Si han usado una aplicación de viajes recientemente
98. Si ha usado Facebook Timeshare

 ¿Cómo recopila todo esto?

  • Por los datos que les das directamente a ellos: lo que escribes, tus contactos, las fotos que subes (se puede localizar el dónde y cuándo son, tus hábitos de comida, si tienes mascota, tu coche).
  • Mientras navegas por la red logeado (estando conectado con tus credenciales a una plataforma), usa las cookies y lee por donde navegas.
  • Si tienes la geolocalización puesta y te conectas desde diferentes lugares, se puede cruzar el dato con mapas, y por ejemplo, saber por ejemplo dónde trabajas si no se lo has dicho tu mismo al poder monitorizar tu rutina.
  • Los datos bancarios los puede cruzar juntando los perfiles con el número de teléfono (por eso compró Whatsapp por una inmensa cantidad de dinero: el identificador de cuenta original es el número de teléfono, que lo pueden juntar con un perfil de un banco de cuando éstos, si así lo has aceptado, usan tus datos para ofertas con terceras partes).
  • Algunas apps (aplicaciones móviles) leen los contactos, los SMS, o incluso escuchan las conversaciones telefónicas. Y recomiendo una especiala atención para las versiones Lite de las redes sociales, que no son nada claras especificando por dónde se meten. Leed a dónde estáis dando permiso, o capadle el acceso mediante los ajustes de aplicación del sistema operativo.

Esto que esté incitando a dejar Facebook u otro servicio (si os da miedo lo que tiene Facebook, echad una ojeada a Google), pues probablemente os aporte algo o no estaríais allí. Simplemente os invito a tener una cierta prudencia, porque el producto de estas empresas sois vosotros y vuestra privacidad. Es triste ver cómo el mundo se está segmentando en 2 grupos: los que pueden pagar, y los que pagan con su privacidad. La privacidad no debería ser un privilegio, de ahí que os invite a un cierto boicot del sistema mediante acciones sencillas que no implican el que dejéis de usar el servicio:

  • evitad estar logados salvo en lo necesario mientras navegais
  • si no es así, usad contenedores o un bloqueador de rastreo
  • revisad los permisos de las aplicaciones y bloquead todo lo innecesario en los ajustes (acceso a red, interconexión con otros servicios que no necesitéis en ese momento)