La prueba de los 280 caracteres en Twitter

Quienes hemos desarrollado en algún momento en Twitter conocemos de sobra la tormentosas situación que hay con ellos: se crean clientes externos que hacen mucho mas fácil el uso mediante su API, y cada cierto tiempo, ellos hacen cambios que:

  1. Incluyen algunas de las mejoras desarrolladas por un tercero (han tardado años en darnos un tema oscuro).
  2. Hacen un recorte en las peticiones de la API para limitar el uso desde cliente de terceros (Fenix es la última víctima).
  3. Hacen un cambio repentino en la API que descoloca a todas las terceras partes.

Y así con esa jugada recupera usuarios en su aplicación cliente oficial, que para ser honestos siempe ha sido bastante mediocre.

La prueba de los 280 caracteres en Twitter

En este último mes hemos tenido 3 de 3, y si bien algunos cambios aunque fastidien al desarrollador momentáneamente los veo bien (por jemplo que el DM de los mensajes directos pase a ser metadatos, tal como fue el RT de retweet, y se ganen unos pocos caracteres extra), el cambiar el número de caracteres de 140 a 280 me parece un claro error. Conste que aún está en pruebas, únicamente para unos cuantos usuarios y solo en determinados idiomas.

Si algo ha diferenciado desde un primer momento  a Twitter es que se trata de microblogging, es decir, de entradas muy reducidas. Esto nos lleva a generar un contenido muy conciso, originalmente una idea y quizás un enlace, y hoy en día se pueden incluir fotos, vídeos, gifs o algún emoji (una imagen vale mas que 1000 palabras). ¿Qué pasa si cambiamos el límite de caracteres?

  • La brevedad siempre ha sido un valor diferencial de Twitter: sin él, ¿en qué se diferencia de otras plataformas? Eso y su inmediatez, reflejada en el timeline que vemos nada mas entrar siguiendo un orden cronológico, para cumplir con el “qué está pasando ahora.”
  • Entradas largas: sinceramente, si tengo algo mas largo de escribir, para eso tenemos sistema de blogging o Facebook. Si es algo tipo comunicado oficial, el solemne Medium, que es de la misma casa, puede hacer un trabajo estupendo.
  • La gente tiende a escribr menos: estamos en una época en la que todo sistema de mensajería esta lleno de emojis y gifs, porque una imagen vale mas que 1000 palabras. Se tiende a usar cada vez menos caracteres, así que para uqé aumentar el número.
  • Relleno para llegar a los 280 caracteres: imaginad una entrada formato Trump con cientos de exclamaciones.

Espero sinceramente que se replanteen la situación y quede en algo aislado, similar a cuando cambiaron el orden del timeline a lo que ellos consideraban mas relevante.

Anuncios

¿Por qué los desarrolladores preferimos utilizar temas oscuros en nuestras aplicaciones?

En una época en la que todo son colores brillantes (mirad lo que está haciendo Google, hasta los teclados táctiles ahora son blancos) la mayoría de los desarrolladores seguimos prefiriendo el uso de temas oscuros. Y no, no es por nostalgia de las pantallas de fósforo verde.

  • Salud de la vista evitando la fatiga visual: considerad que quienes desarrolamos software pasamos una media de entre 8 y 10 horas delante de la pantalla, y puede que la pantalla que nos proporcionen no sea la mejor del mundo precisamente. Un monitor a fin de cuentas parpadea, y todos esos íxeles encendidos en color blanco parpadean, mientras que si están en un color negro real, están apagados. Y apagados no hay parpadeo que valga.
  • Ahorro energético: como extra el estar apagados ahorra consumo de energía. De paso si estás usando un termina móvil notarás que consumes mucho menos energía, y aumentar la duración de la batería siempre se agradece.
  • Reducir el desgaste del material, permitiendo que dure por mas años.
  • Prevención del insomnio: el parpadeo es un estímulo que espabila, y si bien a las 8 de la mañana viene bien, cuando toca recogerse para ir a dormir es puede ser un buen problema.

¿Por qué los desarrolladores preferimos utilizar temas oscuros en nuestras aplicaciones?

En consecuencia, una pantalla principalmente negra y tomar descansos de forma regular evita que nos dañemos la vista mas. De ahí que a la hora de configurar mis programas de uso mas frecuente en el trabajo, como Eclipse (cuya imagen podéis ver arriba con el tema darkest dark) o Atom (el tema monokai), use siempre que pueda temas oscuros… Y lo mismo se puede decir de mi cliente API de Twitter o mi lector de ebooks, pues leer por la noche en una pantalla parpadeante no es una gran idea.

La pesadilla informática de LexNET

Quizás hayais oído hablar de LexNET, o quizas vuestros filtros os hayan hecho ignorarlo, como suele pasar con la mayoría de las cosas de derecho. El “legalés” (término jocos que utilizamos para definir la jerga legal) no es un idioma que controle y soy la primera que tiende a desconectar al escucharlo, pero este tema es curioso a la vez que terrible.

La pesadilla informática de LexNET
El logo de LexNET

Para quien no lo sepa, los sistemas digitales de los juzgados son cada uno de su padre y de su madre, lo que probablemente no resulte sorprendente, ya que tenemos una situación similar con los chips de las mascotas a nivel autonómico. LexNET fue un programa que se pretendía implantar a nivel nacional, lo que suena bonito. Lo que no suena tan bien es su extrema inseguridad, lo que me llevó a buscar información mas especializada: resulta que los datos de usuario se pasan en llamadas SOAP no securizadas, lo que quiere decir que los datos se ven de forma plana en la URL (ejemplo el ID de mi usuario), y con sustituir este por cualquier otro, un usuario se puede colar en la pantalla de otro.

¿Qué significa esto? Pues que cualquiera con credenciales de acceso al sistema puede acceder a cualquier cosa del mismo. Imaginaos que las partes enfrentadas puedan acceder a la información de los que sientan enfrente, o mas curioso aún: que alguien que trabaje en el juzgado y tenga alguna denuncia pueda acceder a los datos privados de quien lo ha denunciado.

¿Podría haberse prevenido? Pues de entrada se podrían securizar las llamadas SOAP para comparar el usuario que lo pide con el identificador que está pasando como parámetro, o usar quizás sistemas REST, de manera que los parámetros no se vean en la URL y no sean tan fáciles de hackear. Lo que denota esto es extrema dejadez y lo que es peor… ¿Esta gente no tiene un personal de testing serio? ¿Cuántas leyes de protección de datos se salta esto? Una vez mas me sorprendo del país en el que vivo, y parece que esto solo puede ser la punta del iceberg con lo que han hecho…

Peleando por mi privacidad en Windows 10

Llegó el temido día de enfrentarme a Windows 10… Y he de decir que el sistema parece heredar algunas de las cosas mas monstruosas de Windows 8: la  convivencia de aplicaciones de Windows clásicas con las de tablet: ¿quieres poner el tema oscuro? Pues solo se pondrán en las de tablet, el resto en blanco radiactivo… hasta que lo cambies en Windows clásico. Te damos de salida Dropbox, pero es el de Tablet, si quieres sincronizar archivos en serio ve a por la “aplicación de los mayores”. Esto sigue siendo el típico suma y sigue, y una larga lista de desintalaciones para poner en su lugar programas de software libre… pero lo mas curioso ahora mismo para mí es todos los sitios en los que hay que revisar por temas de privacidad. Enumero por si resulta útil a otros y se ahorran unas pocas vueltas y conspiranoia 🙂

1.- Configuración: privacidad: general: obviamente no quiero anuncios en mi menú inicio.

Peleando por mi privacidad en Windows 10
Configuración general de privacidad

2.- Configuración: privacidad: ubicación: (en serio, no mas anuncios a medida).

Peleando por mi privacidad en Windows 10
Rastreo de localización

3.- Configuración: privacidad: ubicación: (mas abajo del punto 2).

Peleando por mi privacidad en Windows 10
Desactivar el rastreo de ubicación en aplicaciones

4.- Configuración: cuentas: sincronizar la configuración:

Peleando por mi privacidad en Windows 10
Desactivar la sincronización con Microsoft

5.- Asegurarse de que Cortana se estará callada. Menú inicio, teclear algo, y pulsar el icono de Cortana.

Peleando por mi privacidad en Windows 10
Corrtana desactivada

6.- Los accesos rápido del explorador de ficheros. Ir a exploraor de ficheros (el icono de carpetita): vista: opciones, y marcar “en este equipo”

Peleando por mi privacidad en Windows 10
Privacidad en los accesos rápidos

Y con esto creo que está todo… al menos hasta la próxima vez que Windows se actualice e intente colar algo mas. Paciencia, paciencia…

Gist, o los snippets rápidos de GitHub

GitHub es una de las plataformas de referencia para compartir código online. Habitualmente cuando trabajamos con control de versiones solemos toparnos con Git o SVN, realizando subidas o “commits” en nuestros proyectos. Sin embargo, hay ocasiones en las que solo queremos compartir un peuqeño trozo de código, o snippet, de una funcionalidad con un compañero, y todo esto del repositorio nos queda grande… y allí es donde entra Gist.

Gist, o los snippets rápidos de GitHub

Gist nos permite dejar ya sea o bien código, o bien notas, de una manera similar a lo que suele hacer pastebin, pero con control de versiones, y ahorrándonos todo el atrezzo habitual del repositorio Git. De esta manera no tengo que instalarme un cliente de Git, sino que puedo ir “a lo bestia” desde el cliente web, lo que es estupendo cuando hablamos de tocar únicamente un fichero con un pedazo de código que no tiene ni por qué ser plenamente funcional. Además algunos editores como SublimeText se integran también directamente con este sistema, al iual que plataformas de blogging, como WordPress o Medium. Si bien se pueden crear Gists de forma anónima, también se pueden asociar a cuentas de Github para tenerlos de forma pública o privada.

¿Y cómo quedan? Pues tal que así, lo que se ve de lujo para compartir desde plataformas mas amigables a la comunidad menos técnica.