La inmensa falta de ética del caso de Volkswagen

Hace casi una semana que estoy siguiendo el caso de Volkswagen. Para quien no se haya enterado aún de qué va exactamente la película, esta empresa ha estado instalando desde hace años un software en sus vehículos diesel para falsear los informes de emisión de CO2 y NO2 al controlar la mezcla del combustible durante las inspecciones, de manera que se vendían como vehículos que contribuían a la sostenibilidad ecológica cuando en realidad estaban emitiendo 40 veces lo permitido. De esta manera, el prodigioso motor que obtenía tan buen rendimiento y aceleración ha resultado que lo hacía saltándose las prohibiciones, pero parece que eso no importaba si así se convertían en la primera marca de fabricantes de motores a nivel mundial.La inmensa falta de ética del caso de VolkswagenLo primero que te hace plantearte esta situación es la inmensa falta ética, porque alguien ha tenido la idea de crear ese programa malicioso, alguien ha aprobado su diseño y alguien lo ha construido. Lo segundo, viendo que también están dimitiendo cargos de otras marcas como Audi o Porsche durante este escándalo, es que no se trata algo algo aislado. Esto me lleva a reafirmar la importancia del software libre: si ese programa no hubiese sido privativo, se habría podido inspeccionar el código sin problema y no se habría tenido que esperar a que una ONG ecologista hiciese pruebas en carretera para detectar esta situación, previniendo que haya millones de coches de estos modelos envenenando el planeta.

La puntilla a este tema lo pone el hecho de que algunos de los propietarios de éstos vehículos fraudulentos, tras la llamada a taller de dichos vehículos no están dispuestos a llevarlo a menos que se les obligue, puesto que el reajuste necesario para que el coche cumpla con las normas de circulación les haría perder rendimiento en su motor. Obviamente la cuestión de los bienes de acceso abierto no parece preocuparles mucho, ya que el que su coche que circule mas deprisa les parece mucho mas importante que estar emitiendo CO2 y NO2 a mansalva a la atmósfera, perjudicando a todos a largo plazo. Otro caso mas de dilema de los comunes está servido.

Raymond Almiran Montgomery, DEP

Este mes nos dejó Raymond Almiran Montgomery, creador de los libros “Elige tu propia aventura”. Estos libros tuvieron un gran éxito en los años 80-90, gracias a que daban al lector una capacidad de decisión sobre qué sucedía en la historia. No se cuantas veces he leído y releído muchos de ellos, y aún hay mas de uno en mi estantería. Desde luego, para mi marcaron un antes  y un después.

Raymond Almiran Montgomery DEP
R. A. Montgomery

Para mi son, en cierto modo, los precursores de las aventuras gráficas en los ordenadores, solo que su obra funcionaba con el mejor motor gráfico existente: la imaginación. Se le echará de menos.

Raymond Almiran Montgomery, DEP
Varias ediciones de “Elige tu propia aventura”

 

Koji Igarashi deja Konami

Koji Igarashi, mas conocido como IGA, deja Konami, donde ha trabajado desde 1990. Nos ha dejado una gran cantidad de títulos de la franquicia Castlevania, y fue él quien apostó por la mecánica de “Metroidvanias”, que combinaba las mecánicas propias de Metroid con el mundo de Castlevania.

Koji Igarashi deja Konami
Koji Igarashi en una conferencia de desarrolladores de videojuegos en el 2007

Symphony of the Night, su debut en la franquicia, es uno de los juegos mejor hechos que he visto, con una cantidad de secretos que cada vez que lo vuelvo a jugar encuentro algo nuevo (y conste que mi marcador de castillo explorado ya marca 210%). Castlevania se convirtió en una de mis franquicias preferidas gracias a su trabajo, pero llegó el momento de darle el relevo a David Cox, que se encargó de su reboot en Lords of Shadow, saga llevada en una dirección muy diferente a la habitual, siendo mas un brawler que un juego de plataformas y exploración. Para quien tenga interés, la lista de juegos de los que es responsable es:

  • Castlevania: Symphony of the Night
  • Castlevania Chronicles
  • Castlevania: Harmony of Dissonance
  • Castlevania: Aria of Sorrow
  • Castlevania: Lament of Innocence
  • Castlevania: Dawn of Sorrow
  • Castlevania: Curse of Darkness
  • Castlevania: Portrait of Ruin
  • Castlevania: Order of Shadows
  • Castlevania: The Dracula X Chronicles
  • Castlevania: Order of Ecclesia
  • Castlevania Judgment
  • Castlevania: The Adventure ReBirth
  • Castlevania: Harmony of Despair

Tras su salida de la compañía, parece que se une a la lista de creadores de videojuegos que crearán su estudio independiente. Hizo unas declaraciones en IGN al repecto:

“He decidido seguir mi propio camino para tener la libertad de hacer los juegos que realmente quiero hacer, el mismo tipo que los fans de mis pasados juegos también quieren.”

– IGA

Con él ya son dos grandes talentos que dejan sus compañías de toda la vida: Keiji Inafune (famoso por Megaman y Onimusha) deja Capcom y ahora IGA deja Konami. Ojalá nos traigan mas títulos grandiosos, habrá que seguir sus nuevos proyectos con interés. Mi única pena es que esto pone el último clavo en el ataud de mis esperanzas de ver la batalla final de Julius Belmont, el Belmont que finalmente logró destruir a Drácula (la trama de Soma sobre una reeencarnación, lo que significa que esa vez si que estaba realmente muerto).

Crowdfunding en los videojuegos

Esta semana estuve leyendo una entrevista a Tim Schafer en Kotaku. Se la hicieron durante la convención DICE, un evento en el que los creadores de videojuegos van a intentar “vender sus ideas” a las productoras (en este caso, EA, que es quien lo organiza), para conseguir su financiación a cambio de los derechos. Para quien no sepa quien es este señor, solo tenemos que nombrar algunos de los mas famoso títulos de LucasArts: Monkey Island, Maniac Mansion, El Día del Tentáculo, Grim Fandango… Cuando creó su propio estudio, DoubleFine Production, comenzó dentro de este sistema, pero tras unas experiencias un tanto negativas (la infame situación con Brütal Legend) consiguió que su estudio recuperase hace un par de años el control de los derechos de sus juegos, y pasó a financiarse únicamente mediante Crowdfunding. Su último gran éxito es Broken Age, una preciosa aventura gráfica clásica que jamás habría llegado a existir si dependiese de las distribuidoras y sus estudios de mercado. Este sistema le ha permitido hacer lo que le gusta, como le gusta, y poder aumentar sus beneficios. El caso, que este señor dijo:

Crowdfunding en los videojuegos
Tim Schafer lanzando su producto

“Hemos ganado mas con Psychonauts en los dos últimos años que  en todos los anteriores— principalmente porque no teníamos los derechos de publicación.”

– Tim Schafer

Psychonauts (un título genial) se publicó en el 2005, por lo que pasó en manos de Activision y EA 6 años… ¿y en 2 años autoproduciéndose han ganado mas que en todo ese tiempo? ¿Siendo un juego viejo, que se vende en Humble Bundles y ofertas de Steam a un precio muy reducido? No sentía mucha simpatía por esas distribuidoras (su servicio al cliente es nefasto, a falta de una palabra mas fuerte), pero tras este dato, como que siento aun menos ganas de comprarles.

Lástima que al paso que vamos no podremos recurrir a este tipo de plataformas en España, porque si regulan este sistema tal como se plantean, todos estos proyectos que usen este tipo de financiación tendrán que realizarse en el extranjero. Es una lástima: cuando los bancos no creen en un proyecto como para conceder un préstamo para financiarlo se podía recurrir a estas plataformas con un cierto éxito. Ya se ve como las ayudas al emprendedor solo son cosa de boquilla, y que se “va al extranjero por espíritu aventurero”.

Greg Martin: ilustrador de videojuegos

Greg Martin, además de ser uno de los dibujantes de los dibujos clásicos “Los Picapiedra”, fue quien dibujo muchas de las portadas de los videojuegos de mi infancia: “Pacman”, “Bomberman”, “Patoaventuras”, “Sonic”, “el Inspector Gadget” o “Light in the Darkness”… Tengo muchísimos recuerdos asociados a sus geniales dibujos, y aunque muchas de sus portadas son famosas a día de hoy, pocos son conscientes de que son suyas, ni ha tenido mucho reconocimiento. Nos dejó a principios de este año y se le echará de menos.

Greg Martin: ilustrador de videojuegos
Algunas de las portadas de Greg Martin