El botón “aplaudir” de Medium

No sé si sois de andar por Medium, la plataforma de artículos largos de la gente de Twitter. He hablado de ella en el pasado, y de cómo no es exactamente una plataforma de blogs, pues los usuarios no tienen mucho control sobre lo que escriben y su formato: no hay una cronología ni un claro sistema de “destacados”, sino que la propia plataforma ordena según relevancia. Como todo tiene sus cosas buenas y su cosas malas: te da difusión, pero todo lo que publicas tiene un tono muy solemne.

El botón "aplaudir" de Medium

Su cambio mas reciente y en parte polémico has sido la sustitución del botón llamado “recomendar”, que es el típico corazón del “me gusta”, por las manos de “aplauso”. Sus diseñadores hablan de que tiene la ventaja de que puedes marcar tu efusividad, permitiendo hasta 50 palmadas, pero yo particularmente no termino de verlo. Mis razones son las siguientes:

  • Medium se contruyó como una metáfora de leer en papel: tiene publicaciones, no colecciones. Tiene recomendaciones, no me gusta… El aplauso se siente fuera de lugar: recomienas un libro, no le aplaudes. Supongo que en los nuevos artículos que van en formato leído quizás tenga mas sentido, pero no en la lectura clásica.
  • Cuando ves las estadisticas desde fuera, no tienes una idea clara: ¿50 palmadas son de un solo lector, o de varios? ¿Cuán relevante es eso?
  • Deshacer el aplauso no es intuitivo (en móvil está en compartir, muy poco intuitivo desde el punto de vista de la navegabilidad).
  • Ahora que se está unificando el lenguaje de redes sociales, y Twitter cambió sus estrellas de “favorito” por el corazón de “me gusta” esta plataforma cambia su icono. Y yo que pensaba que estabamos convergiendo…
  • En un lugar donde los comentarios tienden a ser largos, el aplauso se siente… barato.

Quizás si la idea de esta gente de las series (que tambien parecen mas cercanas a una de las plataformas de fotografía que al Medium clásico) cuajan, tenga sentido, pero el nuevo icomo aún me producen rechazo. Veremos que rumbo siguen.

Anuncios

Firefox focus: el navegador ultraligero centrado en la privacidad

Firefox cada vez tiene mas versiones: la normal, la de desarrollador, la nightly, y ahora la Focus. Hablamos de una versión extramadamente veloz, y que podríamos considerar “amnésico”, al no ser capaz de mantener un historial de naveganción. Se lo podría llamar incluso “invisible” al no permitir que aplicaciones externas capturen su pantalla, lo que es probablemente su funcionalidad mas conspiranoica.

Firefox focus: el navegador ultraligero centrado en la privacidad

Focus cuenta con 2 elementos especialmente llamativos: el bloqueo de anuncios y rastreadores, y que siempre empieza desde cero, lo que es ideal a la hora de compartir un dispositivo. El haber eliminado la mayor parte de las funcionalidades hace que pese aproximadamente una cuarta parte que las versiones completas, pero evidentemente debido a esto, no es lo que buscamos para el uso de diario. Sin embargo, para una consulta en el móvil es mas que suficiente, y de paso nos evitamos que unos anuncios y rastreadores completamente indeseados se coman nuestros megas en caso de estar usando los datos.

En consecuencia, este navegador tiene unos objetivos muy concretos y no es precisamente apto para olvidadizos. Sin embargo, en caso de necesitar una consulta rápida usando datos del móvil, probablemente sea uno de los mas provechosos “out of the box”, al no requerir ningún conocimiento técnico para poder navegar sin publicidad.

Desencadenando el GitKraken

En el pasado he hablado de Git para gestionar las versiones del código, pero hoy voy a volver al tema para hablar del cliente que estoy usando de forma regular: GitKraken. La interfaz gráfica de la casa siempre dejó que desear y he paseado por unas cuantas, habiendo estado durante mucho tiempo con SmartGit, pero recientemente me dió por probar esta no solo porque había leído buenas referencias, sino porque también me hizo gracia el nombre.

Desencadenando el GitKraken

Las ventajas de usar un cliente gráfico son obvias (aunque obviamente la línea de comandos consume menos recursos y una vez se tiene el vicio es rapidísima):

  • es mas fácil de usar, pues no hay que memorizar comandos, además de que ver el resultado en una imagen es mas sencillo de procesar, pues “una imagen vale mas que 1000 palabras”.
  • la posibilidad de condensar procesos en un par de clicks, ahorrándose muchas líneas complicadas.
  • la posibilidad de tener cómodamente almacenadas las credenciales.

Cada uno tiene sus gustos, pero para mí este cliente supera a SourceTree (que es el referente clásico) por su claridad de visualización de las ramas, lo que lo pone a la cabeza de todos los que usado hasta ahora en este terreno… y además es multiplataforma, asi que funcionalmente hay poco mas que se pueda pedir… La única lástima es que aunque su base sea de código abierto, no comparte esa filosofía.

Creando una newsletter con mas estilo mediante Paper.li

Las newsletter o emails de noticias son un clásico, pero a día de hoy ese formato está bastante desactualizado. En una época en la que el contenido curado es tan habitual, Paper.li pretende revitalizar ese concepto mediante un “periódico” digital. ¿La gran ventaja? Su integración con redes sociales, de manera que es muy fácil mejorar la presencia web, y de paso uno se puede ahorrar el tiempo de maquetación y localización de contenidos.

Creando una newsletter con mas estilo mediante Paper.li

La forma de manejarlo en sencilla: simplemente se elige un par de temas, y automáticamente la plataforma nos da varias posibilidades de fuentes en blogs, Facebook, Twitter…  y una vez añadidas nos hace una carga preliminar de contenido, que simplemente editaremos al gusto agregando o silenciando contenidos, hasta quedar satisfechos.

Es importante destacar que este caso es similar a una newsletter, de manera que solo enviamos contenido, no hay comentarios, ni feedback, ni comunidad, de manera que esta herramienta solo es útil de cara a promoción, con la ventaja de no tener las vallas que pueden tener otros servicios. Yo particularmente prefiero Flipboard para recopilar contenidos y tener conversaciones sobre ellos, pero hay una herramienta adecuada para cada necesidad.

Electrolysis en Firefox, o como vuela el nuevo release

Desde hace tiempo los navegadores van comiendo mas y mas memoria, mas que nada por la cantidad de procesos que tenemos detrás de ellos: tenemos texto, tenemos vídeo, tenemos audio y desgraciadamente los anuncios incordiando y comiendo rendimiento.

Cada navegador ha ido intentando implementar diversas formas de que esto funcione, pero cada solución tiene un coste. El referente hasta ahora había sido Google Chrome, que tenía un proceso por cada pestaña (tab) del navegador, de forma que funcionar, funcionaba, pero el consumo de memoria es brutal.

Electrolysis en Firefox, o como vuela el nuevo release

Este mes, Firefox ha incorporado el proyecto Electrolysis a su navegador, dividiendo entre el proceso principal de interfaz de usuario, y varios subprocesos para los contenidos web, pero en este caso, lo que hace es balancear contenidos, de manera que no cree infinitos procesos, sino que los agrupa hasta un cierto límite de memoria para evitar que se sobrecargue la memoria. El resultado de rendimiento, desde luego es espectacular, reafirmándose una vez mas como mo navegador preferido.