Por qué la versión final de los Articulos 11 y 13 es aún más nociva

En enero las negociaciones de la reforma de Copyright se detuvieron porque los diferentes gobiernos europeos no lograban alcanzar un acuerdo. Sin embargo tras los recientes trílogos tenemos la versión final para la votación. Con esto toda web deberá instalar filtros de copyright a no ser que cumpla estas 3 condiciones:

  • Está disponible para el público desde hace menos de 3 años.
  • Su facturación anual es inferior a 10 millones de euros.
  • Tiene menos de 5 millones de visitantes únicos al mes.

Las excepciones son proyectos de desarrollo opensource, aplicaciones de mensajería y organizaciones sin ánimo de lucro.

A continuación intentaré explicar de forma sencilla el contexto y por qué tal cómo están planteados estos artículos, pese a su buena intención, son directamente dañinos.

Artículo 11: la tasa de enlace

Los periódicos quieren que se les pague por enlazar su contenido. Cuando en un servicio se lo enlaza puede mostrar lo que llamamos un snippet, que lleva una imagen y un fragmento de resumen en texto. Por ejemplo, Google News o muchas reded sociales hacen esto. Si el usuario está haciendo un visionado rápido de titulares lo lee en esa tercera parte y no entra en la web del periódico, luego no ve los anuncios de allí y en consecuencia no monetiza. En consecuencia el periódico podría configurar el sistema para que no mostrase los snippets (se puede hacer, tenemos standards para ellos pero en lugar de implementarlos prefieren que cambien), o bloquearlos tras su barrera de pago y ser feliz, pero de esa manera perdería capacidad de difusión, lo que tampoco quieren.

Se intentó algo como esto en España y previsiblemente el tiro salió por la culata. Se hizo que este impuesto fuese el modo obligatorio, y Google cerró su servicio Google News, que a fin de cuentas no tiene publicidad y a ellos no les aporta beneficios. Las visitas a las webs de noticias decayeron generando pérdidas, y mientras los grandes periódicos podían pagar por posicionamiento en los buscadores, muchas pequeñas publicaciones digitales no podían permitirse esos costes, lo que las llevó a cerrar.

En consecuencia este artículo sabemos que no solo no resolverá nada, sino que la aplicación de tales medidas ya ha demostrado ser extremadamente perjudicial para todas las partes.

Robots censurandores

Artículo 13: los filtros de contenidos

Una de las consecuencias de no poder enlazar es que entonces se tenderá a citar, copiando fragmentos del contenido para qué se sepa de qué se habla. Ante tal contingencia se proponer a obligar unos filtros que identifiquen el contenido (texto, imagen, audio) tras subirlo, y si da positivo no se difunda a no ser que se pague una tasa de licencia al propietario de los derechos.

Lo primero es: ¿puede haber un sitio donde esté almacenado todo el contenido sujeto a derechos de autor del mundo? Suponiendo que sea posible, ¿quién podría desarrollarlo y dónde podría almacenarse? ¿Cómo se registraría contenido allí y cuánto troll encontraríamos? Digo esto porque he visto intento de registro del ruido de blanco propio de un vídeo sin sonido.

Una pequeña o mediana empresa no tendría los medios para poder crear y mantener tal filtro, con lo que sus opciones son: o lograr tener una enorme cantidad de medios para tenerlos antes de que pasen 3 años, lo que desincentivaría la innovación o incluso la entrada de servicios disponibles en otros lugares del mundo en Europa, o el tener recurrir a una tercera parte para alquilar esos servicios de filtro. Y a día de hoy solo hay 2 empresas que posean tales filtros: Facebook y Google (el ContentId de YouTube), lo que nos llevaría a darles un inmenso poder sobre la web a dos de las empresas por las que empezó precisamente toda esta polémica legislación. ¿Estamos considerando darles la capacidad de filtrar aún mas lo que vemos, reduciendo nuestra capacidad de contrastar opinión? Porque con esto en vigor lo que crecerán serán los grupos de mensajería, y sabemos lo problemas de noticias falsas que vienen por allí.

Qué hacer:

Los expertos y grandes voces del desarrollo de aplicaciones se lo han intentado explicar al parlamento Europeo sin éxito. Los desarrolladores, emprendedores, asociaciones de pequeñas y medianas empresas, los periodistas, las asociaciones deportivas y grandes estudios de cine también están en contra. y han escrito cartas abiertas pidiendo que se detenga esta locura. Yo particularmente escribí a los europarlamentarios españoles y solo recibí una respuesta, que fue razonada, entendió los argumentos que le presenté y junto a su bloque votaron en contra, así que os animo a escribir contando vuestras experiencias a los Europarlamentarios a ver si se dan cuenta del error que podrían llegar a cometer. Os dejo este enlace para que poneros fácil el ver a quién hay que convencer para explicárselo por correo (no creo que le presten mucha atención a sus redes sociales, la verdad), a ser posible con vuestras propias palabras. Dicho esto hay algo que tengo muy claro: las actas de las votaciones son públicas y sabemos quién votó qué: aquel cuyo nombre esté a favor de los Artículos 11 y 13 no recibirá mi voto para su reelección este próximo mes de mayo, dado que demostrará no tener interés en representarnos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.