Tras unos meses en Mastodon

Las redes sociales han experimentado muchos cambios desde sus orígenes. Empezaron como un intento de conectar gente, para luego “pivotar” conforme crecieron, para llegar a un punto en el que mayoritarias se han “oficializado”. Se espera que en ellas el usuario cree una identidad digital o una imagen de marca, mientras los medios de comunicación las usan como una fuente más (¿Cuántas veces vemos el “visto en redes sociales”, o “arde Twitter”), hasta el punto de que lo publicado allí casi se considera un estamento oficial. Desde luego no viven su mejor época con los segmentos mas jóvenes de población ya no están allí, los no tan jóvenes desconfian tras los escándalos de Cambridge Analitica, noticias falsas (lo que también viene derivado de esa “oficialidad”), trolls y otros elementos. Hay quien incluso dice que las redes han fracasado. Yo en cambio me pregunto, ¿dónde quedó la espontaneidad y la diversión frente a tanta métrica? Desde luego no es el futuro que esperaba en su día.

Me sentía nostálgica de la década pasada, cuando la línea entre una red social y un foro era mas fina, había una cierta etiqueta y se podía postear expresando una opinión sin tener que preocuparse de que una bandada de trolls se echasen encima de alguien al haber unos administradores humanos, no máquinas, poniendo orden. Y esto me llevó de vuelta al Fediverso a través de Mastodon.

Mastodon y el fediverso

Mi colega Ish, un entusiasta del software libre, me habló de esa idea casi utópica de la red: un conjunto de instancias interconectadas (o no, algunas están en su propio mundo) como si se tratase de un foro con página principal y sus diversos hilos. Al mirarle las tripas al bicho, pues el código es libre, me di cuenta de que la idea es un poquito mas complicada que eso.

Las instancias suelen organizarse temáticamente, así en tabletop.social se habla de juegos de mesa y rol en vivo, mientras que en mastodon.technology de tecnología. De esa manera, además de tu propio timeline (con aquellos a quienes elijas seguir), tienes un timeline local con lo que se habla públicamente en tu instancia. Esto hace que te plantees en qué instancia quieres entrar, o si preferirías crearte una propia de un tema en concreto. Pero… ¿Y si te interesan tanto la tecnología cómo los juegos de mesa, te quedas fuera de algo? Pues no, porque además tienes el timeline federado (cuyo nombre me hace pensar en Fanhunter y su Federación de Planetas Federados), que permite ver mensajes (toots) de usuarios de otras instancias, siempre que haya conexión entre ambas. En consecuencia, yo puedo seguir al creador de Mastodon en mastodon.social y a la FSF en status.fsf.org sin ningún problema. Además Mastodon usa el protocolo ActivityPub, por lo que puedes seguir cuentas de otros sistemas que usan el mismo protocolo, tales como GNUsocial o identi.ca, o importar y exportar datos de cuentas de dicho protocolo, facilitando la migración en caso de que se vaya a cerrar un nodo en concreto, o de que quieras cambiarte de instancia, teniendo pleno control de tus datos. Otra opción es tener cuentas diferentes en instancias diferentes, al igual que puedes tener una cuenta de correo en Gmail y otra Outlook, lo que puedes hacer sin problema alguno.

Elegir una instancia importa, no solo por el contenido base que proporciona para  hacer tus primeras conexiones, sino por su administración. Cada instancia tiene sus propias reglas, por lo que igual la temática se ajusta pero no el idioma permitido, y la que pensabas que inicialmente podría ser el lugar ideal para ti quizás no sea el apropiado. Otro tema es su conectividad: por ejemplo, counter.social es una instancia americana que bloquean a los rusos y chinos (lo que en parte puedo entender con el nivel de drama y paranoia que viven allí con el pánico a la manipulación de opinión de poderes externos vía redes sociales, aunque no lo comparto) pero otras instancias consideran ese bloqueo desproporcionado, por lo que estas se niegan a comunicarse con ella por principios. Es lo que tiene el software libre, quien quiera puede levantar su propia instancia con sus propias reglas, temática e idología, pero eso no significa que puedan automáticamente contravenir las de los todas las demás, pudiendose determinar cuáles se interconectan. También recomiendo investigar un poco a quién será tu administrador, porque si no te gusta su estilo o su actitud, quizás no deberías estar en su instancia.

El sistema en sí es el de microblog muy similar al Twitter de 2008. Los mensajes, que se llaman Toots (bocinazos), tienen hasta 500 caracteres, los retweets son boosts (aunque algunos clientes traducidos al español los llaman retoots) y los favoritos tienen sus iconos de estrellas, como antaño. La interfaz web recuerda al Tweetdeck original con su orden cronológico (lo mas reciente arriba, nada de algoritmos y por supuesto sin publicidad colándose en medio), y unos detalles que me encantan son:

  • La posibilidad de incluir el texto descriptivo a las imágenes (se han acordado de la accesibilidad para usuarios con problemas visuales).
  • Poder marcar avisos de contenido (content warning) en caso de mensaje polémico (en algunas instancias, las opiniones políticas van tras CW, pues hay una buena parte de la población que ha llegado aquí huyendo de las extremas derechas).
  • Los feeds de los perfiles están disponibles en formato RSS, funcionalidad que Twitter y Facebook abandonaron también hace años.
  • A nivel privacidad, puedes indicar que cada toot sea visible desde todo el Fediverso, desde la instancia concreta, solo para tus seguidores que hayan sido aprobados por tí o para un usuario individual, a lo mensaje directo de toda la vida.
  • Si tienes un buen administrador, estás mas protegido ante posibles situaciones desagradables.
  • Mastodon tiene una API fantástica, por lo que puedes elegir el cliente que más se adapte a tus gustos. Si te agobia el aspecto a lo Tweetdeck de la versión web, puedes por ejemplo usar Whalebird, que tiene un aspecto estilo Slack. Las aplicaciones móviles Tusky y Amarok para dispositivos móviles también son excelentes.
  • Mastodon implemente el estándar ActivityPub, por lo que si deseas descargar tu contenido y llevartelo a cualquier servicio que implemente dicho protocolo, no tendrás problemas. También puedes montar tu propio nodo, por lo que definitivamente tienes más control sobre tu contenido y no lo perderás si un nodo cierra porque tú tienes el control.
  • Para quien busca tener “su propia red social privada”, en la línea de lo que Path intentaba ser en su día, esta podría ser la mejor opción. Te puedes crear tu propia instancia privada, con registro solo por invitación, de manera que quien tú desees pueda ver los mensajes no federados, y a la vez tener la posibilidad de estar conectado a la federación, teniendo una situación de privacidad inmejorable para, por ejemplo, tener una instancia familiar.

Las pegas:

  • Muchas de tus fuentes y conocidos no están allí (al menos aun), y no hay usuarios con insígnea real de “verificados” (la gente le pega un emoji personalizado, pero el valor de eso es 0). Sinceramente, si pensais en un handler (identificador de cuenta) como si se tratase del de una cuenta de correo electrónico, no me parece que sea descabellado que no haya verificación oficial en el nombre. No obstante, tras la última actualización puedo “verificar” mi cuenta enlazando una página de mi propiedad (mi blog personal, que es algo mucho más sólido que ser verificado por una tercera parte: yo misma me verifico desde un sistema bajo mi propio control, no lo hace un tercero) enlazándolo enla configuración desde el apartado de metadatos del perfil, y después añadiendole el típico enlace de verificación en la web (yo lo pongo en la parte de la licencia de autor creative commons, pero cada uno que lo deje donde más le guste).
    <a rel="me" href="https://mastodon.social/@tuUsuarios">Mastodon</a>
  • Está el tema de que el administrador pueda leer tus mensajes en caso de que denuncien tu comportamiento, pero yo no veo el problema en que lo lea un administrador conocido frente a que lo lea un empleado desconocido y mal pagado de una megacorporación, o un bot descerebrado (hay que conocer y reconocer sus limitaciones: actualmente las inteligencias artificiales no procesan debidamente el lenguaje natural, lo que no permite que controlen los contextos y se generan cientos de falsos positivos -o falsos negativos-). Quizás sea porque vengo de la época de los foros en la que administraban personas dedicadas y no máquinas o empleados en situaciones precarias, y considero más democrático que los administradores sean un grupo plural y tangible que no sirve a ningún interés económico o político. La mayoría de las instancias se mantienen por donaciones en Patreon, lo que me parece genial.
  • Sobre el fiasco de Wil Wheaton, que quizás encontrareis referencias y quejas, intentaré explicarlo de la forma más objetiva posible. Este señor es una celebridad que entró en una red no monetizada, por lo que está al mismo nivel que el resto de los usuarios. Tiene el antecedente del Gamergate, cuando compartió y promocionó en Twitter una lista compartida de bloqueos que inicialmente bloqueaba a las personalidades mas tóxicas de aquel movimiento, pero que después fue conteniendo las rencillas personales de sus contribuyentes. Como además esta lista bloqueaba a los seguidores de aquellos que ya estaban en la lista de forma viral, su distribución masiva partió la conectividad de la red social en dos, y destruyendo la experiencia a muchos usuarios que tras ese caño se cambiaron a esta red social. El uso conjunto tanto por parte tanto de sus detractores como el suyo propio, mas el de sus seguidores acérrimos, de las herramientas de “notificar conducta inadecuada” en los servidores pequeños (que ya lo tenían silenciado para evitar polémica de manera que no se le pudiese etiquetar y esos mensajes debían ser invisibles desde otros servidores) saturó a muchas instancias menores. Hago notar que Mastodon no permite hacer búsquedas que no sean por mención o etiquetas para reducir situaciones de bullying, lo que indica que todos los implicados invirtieron mucho tiempo libre leyendo los timelines federados manualmente para reportar texto de conversaciones no enlazadas, lo que finalmente acabó con la paciencia de los moderadores y administradores. El administrador de su instancia le comunicó que había tomado la decisión de exiliarlo para detener esa toxicidad, dejando claro que estaba en su instancia personal, que cuenta con un único administrador mantiéndola en su tiempo libre por amor al arte (hay una cuenta de Patreon para ayudarle a pagar el hosting) y que no desea esa situación viciada 24/7 en su vida, estando en pleno derecho para tomar esa decisión. Fue una situación de conejillo de indias al ser la primera celebridad que llegó y abrumó a las instancias pequeñas, denotando que hacen falta mejores herramientas de gestión de informes de comportamiento inadecuado para los administradores, pero tampoco podemos negar que si el susodicho hubiese elegido una instancia mayor con mas moderadores (por ejemplo mastodon.social, que tiene moderadores pagados y por lo tanto con mayor dedicación al ser su trabajo) la cosa podría haber sido distinta. O quizás las celebridades con un alto volumen de seguidores o nivel mayor polémica podrían plantearse crear una instancia propia pagando por la moderación, que es un trabajo duro y a menudo ingrato en el que deben pasar horas revisando todo el contexto de los informes de conducta para tomar las decisiones adecuadas.

Como conclusión, Mastodon es una buena opción si quieres un lugar alternativo a Twitter, mucho más tranquilo (salvo momentos muy puntuales) y con más control de tu información. Eso sí, requiere mas trabajo por parte de los usuarios y tampoco es una utopía. Deseo de corazón que funcione, pero no las tengo todas conmigo por el factor de pereza de los usuarios para intentar comprender el funcionamiento y la amenaza de la reforma de copyright europeo, que no tengo ni idea de por dónde saldrá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.