De patines y graffitis: Jet Set Radio

Una de las cosas buenas de los packs de juegos promocionales es que en pueden incluir juegos a los que por definición, no les darías una oportunidad. Los famosos “Tony Hawk” nunca me volvieron loca, así que evidentemente, lo que parecía un juego mas de ese género pasó desapercibido para mí en su día, ahí en la ya lejana época de la Dreamcast de SEGA.

En este caso, he de decir que me equivoqué por completo, pues Jet Set Radio es un juego muy original. Efectivamente, controlamos a un grupo de skaters, en este caso con patines en línea, que van ganando puntos al hacer trucos (principalmente grind o deslizarse sobre el diverso mobiliario urbano en cadenas de saltos sin tocar el suelo) o pintar graffitis. Para pintar hay que tener latas de spray, que suelen estar colocadas en lugares que no están precisamente muy a mano, lo que te hace probar tu habilidad con los patines mientras tienes una serie de “obstáculos” que te lo pondrán mas o menos difícil, ya algún transeúnte, un miembro de una banda rival, la policía o algo extremadamente bizarro, porque el juego en ese sentido es “muy japonés”.

De patines y graffitis: Jet Set Radio

A pesar de los años, el juego ha envejecido bastante bien. Se nota que las texturas tienen su tiempo, pero el modelado de los personajes y la animación de los mismos son francamente buenos. Los controles son intuitivos y muy cómodamente distribuidos en el mando en una manera similar a Mirror¡s Edge: el “botoneo” se hace casi exclusivamente con los gatillos mientras los pulgares reposan en los sticks analógicos, que es donde está casi toda la acción. Al principio puede ser un poco confuso (y completar el tutorial un buen reto), pero una vez se pilla la idea, la dificultad general del juego no es muy alta. La música de fondo, pese a que en general no sea precisamente de mi género (al menos hasta que desbloquee a Cube y con ella entraron en la lista de reproducción algún que otro tema de la  banda sonora de Matrix mejorando la cosa), acompaña bien con el ritmo y encaja los diversos personajes.

En términos generales, es un juego que recomiendo porque es distinto en cuanto manejabilidad, la historia se vuelve cada vez más simpática a partir de la tercera o cuarta misión y porque puede que no te hagan gracia los juegos de hacer trucos con tus patines o skateboard, el bizarrismo japonés no tiene precio: gritos sobreactuados, mutantes, robots, esbirros mafiosos malvados, policías dispuestos a lanzar el ejército tras de ti por pintarraquear una cartel ¡y mucho mas! No es muy largo de completar pero si de conseguir el 100% de sus coleccionables, facilitando el disfrute de distintos tipos de jugadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s