El primer LTS de Ubuntu Mate saldrá en abril

Llevo muchos años usando Linux, y la verdad es que el viejo entorno de Gnome tiene su encanto para mi. Comprendo de sobra que con el tiempo se ha quedado algo obsoleto, principalmente porque mientras la segunda barra estaba muy bien cuando usábamos pantallas de 4:3, pero al irrumpir las panorámicas de 16:9 como que nos empezaba a faltar espacio vertical mientras que sobraba un buen trozo horizontal (aunque en mi caso ahí estaba siempre el XMMS o Audacious, que es algo así como un WinAmp clásico de software libre).

Evidentemente con los años aparecieron otros muchos factores a tener en cuenta: los netbooks y sus pantallas minúsculas, los dispositivos móviles y sus pantallas táctiles… y readaptarse es genial, pero a veces, ¿a qué precio? A los chicos de Gnome se les fue la pinza en ese sentido con Gnome 3 de forma similar a Microsoft cuando intentó colar la interfaz Metro de Windows 8 en escritorio, sufiendo un buen revés por parte del descontento de los usuario, mientras el Unity de Ubuntu consume una cantidad de memoria que da gusto desde que eliminaron la version 2D. Unity también tiene el tema molesto de la integración de Unity, que en mi opinión debería ser algo a avisar durante la instalación del sistema operativo, pero si se desinstala no hay problema.

En su momento, Linux Mint desarrolló una implementación alternativa de Gnome 2 llamada Mate, pero evito Mint por cuestiones éticas: lo que hicieron cuando modificaron la aplicación de sonido Banshee, eliminando la posibilidad de donar al proyecto, no estuvo nada bonito. Ahora, tras muchos años, por fin vamos a tener una versión oficial de Ubuntu Mate de soporte largo.

El primer LTS de Ubuntu Mate saldrá en abril

¿Qué tiene de especial? De entrada la posibilidad de usar dos gestores distintos: compiz (el mismo de Unity si queremos muchos “efectos especiales”) o marco, que es mucho mas ligero y discreto de cara a equipos mas limitados. Lo segundo mas destacable la capacidad de personalizar la interfaz en función de nuestros recursos: podemos imitar la interfaz de Windows o Mac si se lo vamos a dejar al típico usuario reacio al cambio, o una para netbooks quitando la segunda barra, de manera que liberamos espacio en la pantalla. Eso sí, es ligero pero no tanto como Lubuntu: si vas a resucitar una cafetera para darle uso a nivel de oficina, Lubuntu o Xubuntu bajo mínimos probablemente vaya mejor.

Por último, y esto es algo mucho mas personal, me gusta mucho el giro que le han dado a algunas aplicaciones para recuperar algunas funcionalidades que hoy en día han sido eliminadas pero que a mí me resultaban útiles. Caja es una versión de Nautilus, el gestor de ficheros, pero recuperar la función de poder partir pestañas con F3, como en los viejos tiempos, que además está integrado con Pluma (el editor de texto, que es a fin de cuentas una versión del clásico gEdit).

Aún es pronto, pero promete ser un nuevo sabor interesante de Ubuntu de cara al próximo abril. Veremos que tal responde una vez esté terminado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s