¿Ubuntu snappy?

Ubuntu tradicionalmente utiliza los paquetes “.deb”, que es el formato de Debian, unas de las principales ramas base de desarrollo de Linux. Sin embargo, puede que desde hace algún tiempo hayais oído hablar del nuevo niño mimado de Canonical: “Snappy”.

Snappy es un nuevo formato de paquetes, cuyo foco principal es la distribución de actualizaciones rápida y segura (puesto que permiten dar marcha atrás en caso de que algo vaya mal), emulando la forma en que se actualizan las aplicaciones en dispositivos móviles. Suena lógico, desde que se empezó a hablar de las versiones para móviles y tablets de Ubuntu, que se empezase a trabajar en este tipo de tecnología, o que sea la base de la versión de Ubuntu para Raspberry Pi.

¿Ubuntu snappy?
El logo de Ubuntu snappy

Sin embargo la sorpresa llegó hace un tiempo cuando se empezó a hablar de que Snappy iba a saltar a la versión de sobremesa por primera vez en Ubuntu 15.10. ¿Qué significa eso? ¿Afectará a las aplicaciones de uso frecuente?

Lo primero de todo es que la versión 15.10 es de “corta duración”, por lo que servirá de experimento, y pase lo que pase, el próximo “Ubuntu grande” (16.04) contará con las 2 ramas de desarrollo: “Snappy” y “deb”. Ubuntu 14.04 tiene un ciclo de mantenimiento de 5 años, así que hasta abril del 2019 seguro que habrá doble sistema de distribución, por lo que no debe cundir el pánico.

A medio plazo plazo yo no las tengo todas conmigo, en el sentido de que o Canonical hace un esfuerzo titánico recompilando cientos de aplicaciones en su repositorio de Snappy, o se van a quedar un poco solos, porque no se suele ser muy dado a compilar en plataformas de mayorías. En Linux siempre puedes “guisártelo tu mismo”, pero Ubuntu es una plataforma que suele dárselo todo bien machacadito al usuario, por lo que ahí va a tener que lidiar con una buena complicación: una de las razones del éxito de la distro de canonical es ser muy amigable, y por mucho que los frikis de la programación juremos y perjuremos que hay otras mucho mejores, el criterio de facilidad de uso es el que gana a las masas.

Por último, a largo plazo, si cuaja, probablemente sea algo bueno: reduciría las complicaciones de dependencias entre paquetes al reducirlo a un único instalador, sobre todo a la hora de controlar frameworks grandes como GTK o QT, cuyos componentes pueden ser una completa pesadilla cada vez que se instala o desinstalar una aplicación.

Ni idea de lo que pasará, pero desde luego el 2016 va a ser tecnológicamente interesante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s