La decadencia de Sourceforge

Para los que nos gusta el software libre, SourceForge siempre ha sido una lugar de referencia. Una enorme cantidad de proyectos se almacenaban y mantenían allí, de forma que siempre contó con una buena comunidad de programadores. Sin embargo, algo ha cambiado en los últimos años. Es cierto que GiHub se ha convertido en el nuevo lugar de referencia de los grandes proyectos colaborativos, y BitBucket responde muy bien para proyectos pequeños, pero tener allí la comunidad siempre daba una ventaja competitiva… así que algo gordo tuvo que pasar, y ese algo es que SourceForge jugó con principios básicos del software libre.

La decadencia de Sourceforge

Cuando almacenas un proyecto en un repositorio, lo pones a disposición de la comunidad diversos formatos, y ofreces la posibilidad de bajar fragmentos individuales de código o documentación, compartir tus modificaciones, y puede que se incluyan versiones ya compiladas de la aplicación preparadas para la instalación por la propia plataforma, cosa que depende del lenguaje en el que se hayan codificado estas. Y justo ahí es donde esta gente metió la pata: si ya molestaban los iconos de descarga que no descargaban la aplicación sino otras cosas (proporcionados “generosamente” por Google Adsense en un intento de monetizar el sitio), repentinamente los instaladores de SourceForge comenzaron a aparecer modificados para incluirse la instalación de programas de tercera partes no solicitados (que puede ir desde el omnipresente Google Chrome a la insufrible barra de Ask en el navegador) por el usuario, sin consentimiento, o siquiera conocimiento, de los programadores que crearon el código de lo realmente buscabas instalar. Esto que acabo de describir no es algo que pasase con un proyecto pequeño, sino con GIMP (programa de manipulación de imagen de software libre, que para quien no esté muy puesto, es un Photoshop de andar por casa francamente icónico), Nmap (programa para auditar redes) y VLC (famosísimo y maravilloso reproductor vídeo).

Evidentemente esta situación les ha hecho perder la confianza de los programadores, por lo que ya muchos están preparando su salida. Los primeros son evidentemente los afectados por esta manipulación, pero otros muchos mas van detrás, como por ejemplo WINE. En consecuencia, quienes picamos código recomendamos evitar descargar de SourceForge en el futuro, porque a saber qué mas le habrán añadido en un intento de sacar tajada del trabajo ajeno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s