Power-PC Linux con Steam OS

¿Cuáles son las dos grandes mellas tradicionales de GNU/Linux? La falta de versiones algunas aplicaciones  populares y los “juegos AAA”, o de gran presupuesto. Es cierto que existen aplicaciones alterantivas, véase el famoso debate de Gimp y Photoshop, y si bien a mi personalmente me basta y me sobra con Gimp para lo que hago de edición de imágenes, he de decir que ya le gustaría a Gimp llegar a tener el 25% de las funcionalidades avanzadas que ofrece Photoshop. A nivel profesional no hay color.

En el caso de los juegos hace unos años que Valve tomó cartas en el asuntos, concretamente cuando Microsoft sacó la beta de Windows 8: aquello que se venía encima era un horror de cara a utilizar un equipo con Windows como plataforma abierta de juegos, puesto que Microsoft podía bloquear al gusto, y de forma remota, las aplicaciones o juegos que a ellos no les gustasen. Conste que esto no es un concepto nuevo en el mundo de la informática, puesto que el bloqueo de aplicaciones en dispositivos móviles desde la tienda de aplicaciones en la que se adquirió dicha aplicación es una práctica común por temas de detección de fallos de seguridad. Otro tema muy distinto es que alguien decida sobre algo que se ha instalado de forma externa a esa tienda de aplicaciones: es mi dispositivo e instalo lo que quiero y desde donde quiero. Entre ese tema y la competencia con las consolas de nueva generación, parece que los chicos de Gabe Newell se decidieron diseñar “su propio equipo”, las llamadas Steam machines que funcionaban sobre una propia versión de GNU/Linux.

Power-PC Linux con Steam OS
Pantalla de login de SteamOs

Debajo de la interfaz de Steam estilo “big picture”, u orientada a pantallas grandes en plan videoconsola, lo que hay es un Debian (una de las grandes distribuciones base, en concreto, Ubuntu está basada en ésta), y eso significa que todo lo que salga para Steam OS funcionará en cualquier distribución que herede de Debian. Además, como toda buena distro de GNU/Linux, la puedes instalar de forma gratuita en tu equipo, convirtiéndolo en una Steam-machine.

Esa es una gran noticia, ha logrado que muchos estudios por fin se decidan a sacar una versión Linux de sus juegos, ante la perspectiva de estar presentes en estas máquinas, lo que significa de paso que por fin tenemos acceso a muchos de los grandes títulos. Resulta curioso ver cómo tras un año de beta de este sistema, ya puedo ejecutar sin problema en Ubuntu juegos como Bioshock Infinite de forma nativa (puro Linux, nada de Wine ni triquiñuelas para simular instrucciones Windows), y el número de títulos de primera línea sigue creciendo. Puede que no sea mi distribución preferida, pero el beneficio que nos está reportando a todos es inmenso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s