Brothers: cuando se excede en lo emotivo

Publicado originalmente en UNDERmagazine el 19 de marzo del 2015

Brothers fue uno de los juegos independientes mas galardonados en el 2013. Se presenta como “una emotiva historia de Starbreeze estudios”. Por favor, subráyese emotiva, puesto que el estudio se ha obsesionado al máximo con este punto.

Brothers: cuando se excede en lo emotivo

Este breve juego cuenta la historia de 2 hermanos: el mayor es un chico serio de pelo oscuro vestido de azul, y el pequeño un gamberrillo rubio vestido de marrón. Estos chicos deben colaborar para buscar una medicina para su padre enfermo, al que dejarán al cuidado del anciano médico del pueblo. Así que tras visitar la tumba de su madre (emotivamente) parten a la aventura, saliendo de la seguridad de la aldea para adentrarse en lo desconocido, encontrándose en el proceso con todo tipo de seres ya sean amigables o agresivos, para atravesar ríos y montañas hasta llegar al gran árbol donde está la medicina milagrosa.

Los controles son un tanto peculiares, y aunque se pueda jugar con teclado en PC, se recomienda jugar con una mando que posea dos sticks analógicos. Esto se debe a que cada personaje se maneja con un stick y un botón de acción propio, y en consecuencia el mando facilita bastante la situación si se va a jugar solo. Eso sí, jugar a dobles le quita bastante gracia, porque el factor principal de la jugabilidad es la coordinación: hay que mover a los 2 personajes a la vez, para poder progresar a la siguiente sección resolviendo puzzles y saltando plataformas. Hay que tirar de palancas de forma sincronizada, escalar unidos por una cuerda para poder sostener al otro y balancerlo, o incluso volar en ala delta y desplazándolos a uno u otro extremo de la barra para poder girar a diferentes velocidades. La jugabilidad es muy variada gracias a los múltiples escenarios, que van desde un pueblo común donde interactuar con los vecinos, a un castillo de gigantes donde te sientes minúsculo, el taller de un inventor loco, o un bote con el que se debe atravesar un río helado (y por supuesto cada personaje lleva un remo, por lo que hay que sincronizarlos bien para no quedarse dando vueltas como un trompo). Además, cada personaje tiene sus propias habilidades: el mayor es mas fuerte y alto, por lo que puede cargar mas peso o alcanzar objetos a mas altura, mientras que el pequeño diablillo, además de ser capaz de realizar múltiples travesuras, cabe por lugares estrechos (por ejemplo pasar entre los barrotes de las rejas grandes), aunque le tiene pánico al agua. Todo esto lleva a momentos muy simpáticos en medio de la dura realidad a la que se enfrentan estos críos.

Brothers: cuando se excede en lo emotivo

A nivel gráfico es espectacular, con un aspecto de ilustraciones de cuento de hadas infantil muy delicado. Hay un gran trabajo de suavizado de texturas e iluminación, de forma que si sientas a los personajes en un banco para ver la vista panorámica el resultado es una autentica gozada. La música no se queda corta, puesto que acompaña muy bien en todo momento. En cuanto al doblaje, han optado por la misma solución de Ico o Machinarium: nos inventamos un idioma y así nos ahorramos el problema de tener que doblarlo en cada país. Como una imagen vale mas que mil palabras, mediante el uso de dibujos y lenguaje corporal se puede entender perfectamente todo lo que es necesario comunicar.

El estudio hizo mucho hincapié en la emotividad reinante en el juego. Al principio el resultado es perfecto, porque se usa en la medida correcta, pero conforme se avanza en la historia, que no es precisamente larga, empieza a empachar. Para explicarlo sin estropear la historia, que se puede terminar al 100% en cosa de 4 horas, sería algo del este estilo de: “soy feliz, mira como disfruto durante varios minutos en un vídeo de alta calidad de mi oso de peluche que derrocha amor, para seguidamente darte un mazazo pocos segundo después con una escena en la que el osito es destrozado y tirado al río, y además mientras uno de los personajes llora añadiremos un flashback del otro personaje donde se ve como este jugaba con un tierno perrito que tenía hace unos cuantos años, y que por supuesto ahora está muerto”. Llega un punto en que se abusa tanto de este recurso que se cae en lo ridículo.

Brothers es un juego técnicamente interesante y con una gran jugabilidad, llena de pequeños detalles y huevos de pascua, de forma que uno se puede recrear bastante explorando los escenarios. El diseño de niveles es estupendo, de forma que en ningún momento se hace aburrido. Su único defecto es que al obsesionarse tanto con tocar la fibra sensible al jugador, se alcanza una situación opuesta. Tanta sensiblería acaba inmunizando y llegando a provocar la reacción opuesta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s