Bioshock Infinite: un nuevo hogar en las nubes

Bioshock Infinite: un nuevo hogar en las nubes
Entrando en la ciudad de Columbia

“Will the circle be unbroken

By and by, by and by?

Is a better home awaiting

In the sky, in the sky?”

– Will the circle be unbroken Charles H. Gabriel & Ada R. Haberson (1907)

Este tema musical es el centro de Bioshock Infinite (no llamado Bioshock 3 para destacar que es una historia diferente), que resume estupendamente el espíritu del último título de la franquicia Bioshock. Atrás queda Rapture en el fondo del mar para dar paso a la ciudad de las nubes de Columbia.

Bioshock Infinite es una apuesta arriesgada al situarse en el periódico histórico de la América de 1910, pero para no pillarse los dedos, mejor tirar de la teoría de las realidades alternativas y así tener mas de libertad a la hora de desarrollar el argumento. De este modo, la estética del juego es de estilo steampunk, que para quien no conozca el término consiste en una corriente artística y literaria que presenta un mundo en la cual se supone que durante finales del siglo XIX y principios del siglo XX no se llegó a inventar el transistor, por lo que toda la tecnología es a base de máquina de vapor (steam) y válvulas de vacío. Consecuentemente, todos los inventos mecánicos son inmensas máquinas llenas de engranajes con una estética muy peculiar.

Bioshock Infinite: un nuevo hogar en las nubes
Una típica calle de Columbia, con sus caballos a vapor

Bioshock Infinite comienza de manera similar al primer título de la franquicia: con la llegada del nuevo protagonista, Booker DeWitt, un antiguo agente de la Agencia Pinkerton,  a un pequeño faro. Pero a diferencia de lo visto anteriormente, en este caso llega acompañado de una extraña pareja que le da instrucciones de sacar a una chica de cierta ciudad envuelta en el misterio. El cambio se hace aún mas evidente cuando al llegar al ascensor, en lugar de descender a las profundidades del océano para llegar a Rapture, sucede justo todo lo contrario: el ascensor sale disparado hacia arriba, para llegar una preciosa ciudad que flota en el cielo.

Lo que al principio parece una utopía, creada para escapar de todos los problemas del mundo, acaba repitiendo todos los errores de la historia: el racismo es un problema evidente, y el equivalente a los fanáticos del Ku Klux Klan está al orden de del día.Este grupo ha provocado evidentemente una respuesta violenta por parte de los grupos atacados, lo que aumenta el conflicto en las calles. Si a esto le sumamos la explotación del trabajador en las fábricas, obtenemos el típico detonante de para una revolución y un círculo de violencia con cientos de víctimas y ningún ganador. Este tema ha provocado que el juego haya recibido fuertes críticas por el contenido racista, pero seamos sinceros: en la América de la época que se refleja el racismo era algo que se veía a diario, y se consideraba normal. Por el contrario, lo extraño eran las ideas de integración, como se ve las reacciones de muchos personajes del juego cuando te detienes a hablar con alguno de los criados de color, y los problemas que esto puede ocasionar. No es bonito, pero es lo que pasaba en aquel entonces.

Bioshock Infinite: un nuevo hogar en las nubes
La adorable Elizabeth solo quería ir a París a ver Star Wars

Debemos pasear un rato por la ciudad e intentar evitar meternos en mas de un lío con los “simpáticos” ciudadanos de Columbia para finalmente dar con la chica que estamos buscando, Elizabeth. Esta jovencita ha pasado su vida encerrada en una torre aislada de la ciudad, y tiene una serie de capacidades especiales que le permiten ver qué sucede en dimensiones paralelas (como por ejemplo, en Rapture). Su personaje permite introducir en la historia a alguien con mentalidad actual en medio de esa época, de forma que podemos tener a una persona crítica con lo que está sucediendo allí y que incita a Booker plantearse si quizás debería intentar cambiar de actitud. Afortunadamente, pese a tratarse de un juego de escolta, Elizabeth no es simplemente una damisela en apuros a la que debas sacar de líos una otra vez, sino alguien que puede cuidar de si misma, echarte mas de un cable en una pelea y ponerse a cubierto cuando la situación se pone difícil. Mas de un estudio podría aprender, evitando que nos echemos a temblar cuando vemos el cartel “escolta” y automáticamente visualicemos como el escoltado tan inteligentemente se lanzará corriendo en plan suicida hacia la dirección de donde vienen las balas.

Bioshock infinite Rapture

Pese a todas las diferencias existentes, Bioshock Infinite sigue siendo Bioshock: hay una gran cantidad de tiros, las botellas de “sales” son el equivalente a los plásmidos, hay propaganda por todas partes y a Elizabeth la persigue un gran pájaro metálico llamado Songbird, que es su guardián al mas puro estilo de los Big Daddys de Rapture. La gran diferencia está en el desarrollo de personajes: mientras en los primeros títulos apenas hacías mas que seguir órdenes (lo que al final de la historia tenía todo el sentido del mundo, ojo), en este caso tenemos ciudad poblada con “personajes vivos”: puedes hablar con ellos, interactuar… En muchos casos podemos reconocer alguna cara conocida de la historia de Norteamérica, y en otras podemos encontrar personajes que nos recuerdan a otros, como Comstock, el predicador extremadamente racista que controla la ciudad ayudado por el empresario Jeremiah Fink, fabricante de los plásmidos. o también podemos reconocer a alguien en los que se encuentran en lado opuesto del conflicto, como Daisy Fitzroy, la defensora extremista de los derechos de la gente de color o Cornellius Slate, el veterano de guerra que se ha encontrado con que los gobernantes han reescrito los libros de historia como han querido para quedarse ellos con la gloria y tapar la menos grata realidad.

La música también es un elemento esencial dentro del juego, puesto que está muy bien elegida e insertada dentro de la historia, siendo casi un personaje mas. Se han seleccionado una buena cantidad de piezas de la época, junto a algunas modernas versionadas para que suenen como en aquellos tiempos para ilustrar al personaje de Elizabeth, que es el enlace entre nuestra época y su mundo, de forma que se obtiene un producto como pocos. Por supuesto, en el contenido descargable extra “Burial at the sea” reintroducen los temas de los primeros juegos para la breve visita de Elizabeth al último día feliz de Rapture.

La combinación de historia, desarrollo personajes y jugabilidad convierten a este título en algo distinto y memorable, logrando que el cierre de la franquicia, además de ser un juego muy entretenido con mucho que explorar, da mucho que pensar sobre los conflictos, la búsqueda de soluciones y como en ocasiones pese a tener las mejores intenciones, dada tu ignorancia pueden conllevar terribles consecuencias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s