En el espacio, vestir de rojo es morir

Publicado originalmente en UNDERmagazine el 23 de junio de 2014

La vida es breve y dura en Megalodon-9.

Los fans del género de los simuladores y la ciencia ficción están de enhorabuena con la llegada de un título hecho a medida para ellos: Redshirt, o cómo sobrevivir a una carrera en una estación estelar cuando comienzas desde el puesto mas degradante.

En el espacio, vestir de rojo es morir

En la serie original de Star Trek, emitida por primera vez entre 1966 y 1969, los tripulantes de las naves de la Flota Estelar vestían tres tipos de uniforme: dorado, azul y rojo. Curiosamente, el 73% de los personajes que morían durante las misiones de exploración vestían de rojo, lo que convirtió el término “Redshirt” (camisa roja) en un sinónimo de “carne de cañón” dentro del mundo de la ciencia ficción.

En un claro homenaje a este situación, los chicos de Tiniest Shark nos deleitan con un sencillo simulador de tono cómico, que emula la vida a bordo de la estación estelar Megalodon-9. Nuestro papel es el de un desafortunado recién llegado que acaba de recibir su flamante uniforme rojo. En consecuencia nuestro objetivo es el mas simple posible: ¡sobrevivir como sea! Puede que la Galaxia deba ser salvada de todo tipo de peligros que acechan en sus rincones mas recónditos, pero mientras vistas de rojo evidentemente no serás el héroe del día. En consecuencia, deberás emplear todos los recursos a tu alcance para evitar ese triste destino, ya sea estando indispuesto para las misiones, provocando un desastre mientras fregabas el sistema de teletransporte, intentando lograr una promoción profesional para que puedas mandar a tu subordinado en tu lugar, haciendo buenas migas con un cónsul para que te permita acompañarlo en un cómodo viaje VIP hasta un lugar alejado de todo peligro en su lanzadera VIP, o camelarte al oficial superior para que se apiade de tí. Todo esto sucede mientras intentas resistir el daño psicológico y emocional provocado al ver como todos tus amigos de rojo van cayendo como moscas cada vez que se les envía fuera de la estación.

En el espacio, vestir de rojo es morir

Nos encontramos ante un simulador de corte clásico, muy sencillo e intuitivo, cuya interfaz imita una terminal de ordenador de la estación. Gracias a ella podremos acceder a toda la información que pueda ser necesaria: hacia dónde se dirige la estación, cuantos días quedan ahasta que comience la siguiente misión, los cursos de formación disponibles, las vacantes de empleo con sus respectivos requisitos y ante todo “el SpaceBook”, que representará toda la extensión de tu vida social: quiénes son tus amigos, quiénes te odian, quién organiza un evento (y si te invitó), las relaciones sentimentales de la tripulación o sus gustos musicales… Evidentemente cuanto mas tiempo pases en el SpaceBook mejor irá tu posicionamiento social y tu capacidad para obtener favores, pero desgraciadamente perderás un tiempo precioso que podrías estar empleando en tu formación, lo que podría llevarte a no salir bien parado la próxima vez que deban enviar a alguien como escolta para explorar un planeta.

La rejugabilidad del título se basa en las múltiples formas de escapar de la estación con vida, consiguiendo diversos logros a cuál mas bizarro e inesperado. Por ejemplo, cuando piensas que todo va mal porque tu personaje anda en plena depresión tras haber suspendido su examen de ascenso a capitán, varios de tus enemigos lo verán en el SpaceBook y le darán a “me gusta”, con lo que se puede conseguir el logro “There… are… four… likes”, clara referencia a una de las míticas frases del Capitán Picard de “Star Trek: la nueva generación”. Evidentemente, las referencias no se quedan allí, porque ocasionalmente te podrás topar con personajes como un tal Khan, cuyo perfil de SpaceBook indica que tiene delirios de grandeza y se pasa el día en actividades de holonostalgia de la Tierra y un intenso odio por al Capitán, o Ryker y Troi, cuyos estados dan a entender que su relación es todo un culebrón.

En el espacio, vestir de rojo es morir

Redshirt un juego sencillo, con una interfaz que cumple y un estilo artístico cómico con escenas dignas de un capítulo de Space Janitors, pero que desaprovecha mucho potencial al infrautilizar recursos en secuencias como las del desarrollo de las catastróficas misiones exteriores, en las cuales únicamente vemos como los retratos de los personajes que componen los equipos en la superficie del planeta (y que por supuesto van de rojo) empieza a ser tachados a gran velocidad, dejando solo un mensaje de notificación “ha muerto” mientras la moral de personaje baja (o sube, si quienes caen son nuestros enemigos). Quizás una animación un poco mas trabajada o una descripción cómica de qué les sucedió lo hubiese hecho mas memorable, tal como sucede en el frustrante “Long live the Queen”. Si eres un fanático de la ciencia ficción clásica, este juego está hecho para tí, puesto que garantiza bastantes horas de diversión sin llegar a caer en las situaciones frustrantes de muerte continua.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s