La marca del clan Hisomu

Publicado originalmente en UNDERmagazine el 2 de junio de 2014

Mark of the Ninja recupera el espíritu de los antiguos juegos de sigilo mediante un arcade de desplazamiento horizontal con una historia de conflicto entre tradición y tecnología.

La marca del clan Hisomu

Los juegos de sigilo cada vez están mas arrinconados frente a la acción con animaciones espectaculares, por lo que este título brilla con luz propia desde el lanzamiento de su primer teaser. Empleando una estética bidimesional y una paleta de colores simple para indicar luces y sombras, nos encontramos ante uno de los mejores juegos de sigilo de los últimos años.

Nuestra historia comienza presentándonos el dojo del clan Hisomu, lugar que de repente es atacado por una banda de mercenarios. El protagonista, que estaba descansando tras haber recibido uno de los tradicionales tatuajes del clan, tendrá que rescatar a sus compañeros y detener a los atacantes, para posteriormente emprender una vendetta contra la organización enemiga. El clan Hisomu emplea una extensa cantidad de artefactos tradicionales ante tal enfrentamiento: la clásica katana, cuchillos, cadenas, bombas de humo, dardos… Pero los tiempos han cambiado y ahora se tienen que enfrentar a enemigos con pistolas, explosivos, sistemas de seguridad de láser y detectores de movimiento, complicando la situación. Para superar esta adversidad, el anónimo ninja recibirá de forma progresiva una serie de nuevos tatuajes especiales, que le irán confiriendo nuevos poderes, pero poseen el efecto secundario de causarle alucinaciones, generándole dudas sobre en qué y quién debería confiar.

La marca del clan Hisomu

El sistema de juego se basa en atravesar de forma silenciosa el escenario para llegar a nuestro objetivo, permitiendo al jugador elegir entre métodos letales y no letales. Se nos premiará cada vez que pasemos desapercibidos, lo que implica que en caso de inutilizar a alguno de los guardias, deberemos ocultarlo o arriesgarnos a que dé la voz de alarma, lo que podría complicarnos bastante la existencia, tal y como sucedía en los 2 primeros episodios de la franquicia clásica Tenchu. A lo largo de cada uno de los niveles encontraremos una gran cantidad de áreas llenas de recovecos y salientes, donde con la ayuda de la gran agilidad del protagonista, podremos ir esquivando silenciosamente a nuestros oponentes, o prepararles trampas para deshacernos de ellos. También es muy llamativo que en el modo normal del juego podemos ver dibujados los sonidos, de forma que cuando estos alcanzan a alguno de los vigilantes, también quedará alertado… o despistado al ir a comprobarlo. Otro enfoque alternativo es el enfoque de terror, de forma que al provocarle un ataque de pánico a uno de los oponentes se genere un efecto en cadena que desbarate todo el sistema de seguridad. De esta manera, excepto en dos ocasiones muy concretas, tenemos múltiples formas de alcanzar nuestro objetivo basándonos en los recursos disponibles.

La estética es la habitual en el estudio Klei, con un dibujo sencillo y una animación muy fluida, poniendo especial énfasis en el juego de colores: negro con líneas blancas y alguna nota de color de los uniformes en las escenas oscuras, en contraste con tonalidades vivas para las escenas de luz. En el apartado de sonido priman el volumen del ambiente sobre la música, que en vez de seguir el esquema de un tema por nivel habitual en los arcades, se compone de temas cortos que acompañan a determinadas acciones y movimientos. La banda sonora como tal destaca únicamente en las escenas intermedia generadas con el motor del juego, en las que desplazamos al ninja mientras presenciamos diálogos por parte de otros personajes, empleando como tema principal “Mark and Blade” de Yamantaka, muy acorde a la atmósfera del juego.

La marca del clan Hisomu

Su duración es la adecuada, evitando caer en el tedio por una mecánica repetitiva. Conforme se van superando los niveles y completando retos, se van desbloqueando modos de juego alternativos, lo que da la posibilidad de alargar la vida del título. Existe contenido extra en forma de un DLC que incluye un nuevo nivel con otra historia distinta, relacionada con la principal a modo de complemento, junto a una gran cantidad de información y comentarios por parte del equipo desarrollo y un nuevo estilo de juego no letal, que obliga a agudizar el ingenio para poder lograr la máxima puntuación posible. Mark of Ninja está disponible para plataformas Windows, MacOSX, Linux y XBox360, siendo uno de los títulos que componen el Humble Indie Bundle 9. Si eres aficionado a los títulos de sigilo, no deberías perdértelo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s