Knights of the Old Republic: la caída de Revan

Knights of the Old Republic fue un juego que muchos dejaron pasar en el 2003, y yo habría sido una mas si un amigo no me hubiese insistió hasta el punto de casi obligarme a llevarme sus CDs del juego. Tras ese horror que fue la campaña de un jugador de Neverwinter Nights aquel año (si Lord Nasher se hubiese traicionado a sí mismo ni habría pestañeado: todo el mundo le traicionaba), como que no tenía ganas de mas juegos de Bioware por una buena temporada. Además Raven había lanzado Jedi Academy ese mismo año, así que mi iba mas que servida en cuanto al universo Star Wars… Pero Fran tenía razón: Knights of the Old Republic era todo lo que esperábamos de Neverwinter y que jamás tuvimos: un verdadero sucesor de Baldur’s Gate, con decisiones, consecuencias y personajes bien desarrollados que eran capaces de reaccionar a tus acciones.

Knights of the Old Republic se sitúa muchos años antes de los sucesos de la películas de Star Wars, poco después de las Guerras Mandalorianas, las cuales se contaban en unos comics que están bastante amarillos en mi estantería: “Relatos de los Jedi” (reeditados hace poco en un tomo bastante gordo). Como indica su nombre, la República se enfrentaba a los mandalorianos, los habitantes de un sistema planetario llamado Malachor que siempre consideré la Esparta espacial. La guerra iba muy mal para la República, que pidió ayuda a los Jedi. Estos, como no, con sus eternas deliberaciones no hicieron nada. Pero uno de ellos se no pudo mantenerse cruzado de brazos tras el exterminio de Cathar y se unió a la lucha por su cuenta.

The Old Republic: Revan
El “origen de Revan”, en la serie “The Old Republic”

¿Y quién era Revan? Durante muchos años se cuidó muchísimo ese detalle: siempre aparecía con la capa y la máscara, de forma que no podíamos determinar nada sobre el personaje. En la versión en inglés incluso se vigilaba los diálogos para que jamás supiésemos si quiera si referirnos como a él o a ella. Además, con esas frases que decía, era como el “V de Vendetta” de Star Wars.

 “Quien soy no es importante: mi mensaje lo es”

– Revan

En cuanto Revan y sus seguidores toman cartas en el conflicto, la guerra da un giro inesperado. Los Jedi disidentes derrotan a sus adversarios batalla tras batalla, persiguen a los invasores sin piedad hasta su planeta natal, Malachor V, y lo arrasan… pero algo extraño sucede al final en esa batalla, algo que provoca los héroes regresen varios años después como nuevos enemigos. ¿Qué vio en el borde exterior? ¿Qué descubrió que lo cambiase tanto? Fuese como fuese, el Jedi oscuro Darth Revan fue derrotado por la orden, pero sus tropas, guiadas por su aprendiz Darth Malak (antes conocido como Alek) aun siguen amenazando la República.

Knights of the Old Republic: la caída de Revan
Cartel promocional del juego

Justo entonces entramos en la historia, a bordo de una nave que está siendo atacada por los Sith, y en la que acompañamos a dos figuras prominentes: el oficial Carth Onassi y la joven Jedi Bastila Shan, con los que intentaremos reunirnos en Taris, un mundo desarrollado pero bastante hostil. Tendremos peleas en las cantinas, tratos con los contrabandistas, problemas con los traficantes de esclavos, partidas de pazaak (un juego de cartas similar a “las 7 y media”), carreras de motos, escaramuzas en el espacio… todo lo que podemos esperar del universo Star Wars. Pero además disfrutaremos de personajes de lo mas variopinto con sus propias tramas y horas y horas de diálogo grabado, que es lo que realmente le da alma al juego. Han pasado muchos años, pero aun recordaba los nombres de todos los personajes principales del juego, cosa que no se puede decir de otros muchos títulos: la estirada centinela Jedi Bastila, el desconfiado soldado Carth, el expeditivo mercenario mandaloriano Canderous (junta a un espartano con Jayne de Firefly y allí lo tienes), el anciano y cínico cónsul Jedi Jolee, la dubitativa guardiana Jedi cathar Juhani (famosa por ser el primer personaje homosexual del universo Star Wars), el genial droide de protocolo asesino HK-47, el droide utilitario T3, la aniñada contrabandista twi’lek Mission y su fiel protector wookie Zalbaar. Mientras indagamos que sucedió exactamente con Revan al final de la guerra (cosa que dio para largo, porque hubo una secuela protagonizada por uno de los Jedi que fueron exiliados al final de la guerra, y se suponía que debería haber existido una tercera parte donde se reuniesen los protagonistas de las 2 primeras partes, pero alguien decidió arruinar la historia de Revan en el juego multijugador online The Old Republic. Recomiendo leer la novela tras jugarse los 2 juegos para poder conocer la historia completa) podemos conocer a las diversas facciones, visitar varios planetas con sus diferentes ciudades y culturas, darnos cuenta de que las cosas no son tan blancas o negras, y que toda decisión tienen sus consecuencias. En  todas partes se cuecen habas, y entre los “buenos” hay corruptos, mientras que los “malos” pueden ser mas justos ante algunas situaciones, lo que lleva a bastantes dilemas morales.

Knights of the Old Republic: la caída de Revan
El Halcón de Ébano, la nave empleada por los protagonistas tras un aterrizaje de emergencia

El juego está desarrollado con la primera versión del motor Aurora de Bioware, cuya versión mejorada fue utilizado por una gran cantidad de juegos, tanto de la propia casa (Neverwinter Nights: Shadows of the Underdark, Jade Empire…) como ajenos (The Witcher), y el acabado está tan cuidado que se ve genial 10 años después. Las texturas y la iluminación son impresionantes para la época, y el movimiento es muy fluido. Es una auténtica joya de las que perduran, cuya única pega actual es que los vídeos se hicieron en resolución baja y no tiene remedio que se vean muy pequeños, cosa que no tiene mal arreglo desde que los derechos de Star Wars están en manos de Disney. Ojalá se hiciesen mas juegos como este.

Anuncios

One thought on “Knights of the Old Republic: la caída de Revan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s