Cloak, el servicio que localiza a tus enemigos o la gran herramienta de acoso

Desde hace muchos años, tengo debilidad por los productos web absurdos. Hace 10 años los sistemas USB estaban en auge, y junto a una compañera de residencia universitaria solía echar unas risas al ojear los catálogos de periféricos. El top 3 fue: el acuario USB, lo que denominamos “el pendrive del pato satánico” (un pendrive con forma de pato, con unos cuernos rojos y que tenía la luz de lectura estratégicamente colocada a la altura de los ojos, de forma que parpadeaban en color rojo, como no) , y las absolutamente insuperables pantuflas USB de Cthulhu (una especia de pantuflas/manta eléctrica estilo peluche de Cthulhu, cuya panfleto indicaba “sus pies nunca podrán estar tan calentitos como cuando son devorados por 2 primigenios”). Eran cosas inocentes y divertidas de ver, pero con el progreso toca cambiar el elemento consumible: en los últimos años lo que está en auge son las redes sociales y las aplicaciones para móviles, por lo que este absurdo mercado se ha readaptado.

Cloak, el servicio que localiza a tus enemigos o la gran herramienta de acoso
La interfaz de geolocalización de Cloack

Esta última semana he descubierto la existencia de Cloak, una aplicación para evitar a otras personas, desarrollada por el mismo equipo que hace tiempo creó Rather, un memorable plugin que sustituía las actualizaciones de Facebook y Twitter que no te interesan (por ejemplo, aquellas que tratan de baseball) por fotos de gatos (como no, gatos + Internet = éxito asegurado). Como su anterior producto me hizo gracia, me detuve a leer la descripción de su nuevo software, a ver con qué me sorprendían esta vez. Según vemos, su nuevo sistema se basa en aprovechar los hábitos de los usuarios compulsivos de móviles, especialmente los de aquellos que tienen por costumbre indicar donde están a cada momento del día: todos esos check-ins en Foursquare (“he echado gasolina a mi coche en tal estación de servicio”) y esas fotos de cafés de Instagram tarde o temprano iban a ser aprovechadas para algo. El usuario puede añadir a Cloak  a sus “eneamigos” con los que no quiere encontrarse a través sus identificadores de usuario de redes sociales, y el sistema utiliza los timelines (o lista de actualizaciones en su perfil) de los servicios en los que éste se geolocaliza, para poder situarlos en un mapa e indicar de forma instantánea dónde están para evitar cruzarte con ellos. Muy bonito en teoría, pero tristemente mi cabeza ha ido mas allá: ¿alguien ha pensado que este servicio es una herramienta genial para el acoso? Porque cualquier “eneamigo” también te puede tener localizado con mucha comodidad para poder “encontrarse casualmente contigo” a todas horas. Acabamos de pasar de gracioso a escalofriante en un segundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s