Machinarium: la ciudad de los robots

Publicado originalmente en UNDERmagazine el 19 de marzo de 2014

En una época en la que se intenta buscar cada vez mas realismo gráfico, aparece un juego con animación hecha a mano y con mucho humor, obteniendo un producto absolutamente rompedor.

Machinarium: la ciudad de los robots

Machinarium es una aventura gráfica de corte clásico creada por el estudio independiente checo Amanita Design. Lo mas llamativo de su desarrollo es su estética: en una época en la que la animación tridimensional y las texturas son cada día mas y mas elaboradas en un intento de ser cada vez mas fiel a lo que nos encontramos en la vida real, aparece un juego en el que todos los fondos y personajes son bidimensionales y están dibujados… a mano, y con un cuidado exquisito. La cosa no se queda allí, puesto que el juego también carece de tanto de diálogos grabados con voces en un lenguaje coherente ni de “modo texto”, sino que los personajes se comunican de una forma alternativa muy original. Los creadores del juego han optado por el uso de “burbujas de diálogo” en las que aparece unas animaciones muy sencillas, mostrando lo que los emisores pretenden transmitir.

Machinarium: la ciudad de los robots

El protagonista de esta aventura es el pequeño robot Josef (bautizado en honor de Josef Capek, creador de la palabra “robot”), que comienza reensamblándose en las afueras de la ciudad que da nombre al juego. A continuación procederá a recorrer sus calles y conocer a sus habitantes cibernéticos, mientras intenta reconstruir la historia del desafortunado incidente que le hizo encontrarse en la situación de inicio. Durante dicha búsqueda intentará frustrar los planes de la malvada Hermandad del Gorro Negro y liberar a su amorcito robótico, que se ve obligada a cocinar guisos de aceite para los tres malvados matones. En su camino encontrará de todo: policías gruñones, técnicos simpáticos, herramientas con vida propia, señores mayores que pasan la tarde jugando a las “5 en raya”, mascotas traviesas, una peculiar banda de música callejera y una maruja que no parece disfrutar del emplazamiento del grupo de jazz bajo su ventana.

Machinarium: la ciudad de los robots

El sistema de control es de lo mas sencillo: “point and click” (señalar con el ratón y hacer click) para desplazar al personaje, y “pinchar y arrastrar” sobre Josef para que poder estirar o encoger su juntas, de forma que se haga mas alto o mas pequeño, pudiendo acceder a las diferentes puertas o estanterías que de otra forma quedarían lejos de su alcance. Los puzzles no suelen ser especialmente complejos, puesto que todos los elementos para su solución suelen estar en la misma pantalla, aunque de vez en cuando pueden encontrarse a un par de pantallas de distancia. Además, en cada sección se puede recibir una pista sobre qué se debe hacer en el área, o acceder a una guía mediante un minijuego, aunque es innegable que conforme se va avanzando las pistas de la guía se van volviendo cada vez mas crípticas.

Machinarium: la ciudad de los robots

Al estar desarrollado a través del motor de Adobe Flash Player, el juego tiene una gran portabilidad, haciendo que está disponible para Windows, OSX, Linux, Playstation 3 a través de Playstation Network (PSN), Playstation Vita, iPad2, Blackberry Playbook 7 y dispositivos Android. La versión de Xbox360 desgraciadamente fue cancelada puesto que Microsoft obligaría al pequeño estudio a firmar con un distribuidor para publicar en Live Arcade, lo que reduciría sus beneficios. Por desgracia, el uso de flash también tiene un inconveniente: las partidas guardadas se almacenan como datos flash, lo que hace que el uso de un sistema de recolección de basura, como el típico sistema de “Limpiar el historial reciente” del navegador de internet del dispositivo, o bien una herramientas que limpian los archivos temporales del sistema, como por ejemplo Ccleaner, pueda llevarse por delante la partida guardada. De ahí que recomiendo mantener una copia de seguridad de la partida salvada en una carpeta diferente por si acaso.

Machinarium por desgracia no es especialmente larga: para los expertos en puzzles puede durar unas 4 o 5 horas, lo que hace que muchos sean reacios a comprarlo. En mi opinión, su precio está justificado por el inmenso trabajo artesanal que a realizado el pequeño estudio al animar de forma tradicional. En caso de que algún indeciso le quiera echar una ojeada, la demo del juego está disponible a través del navegador en la página oficial del mismo, donde se ofrece la compra del producto sin DRM (Control de Restricciones Digitales) vía Humble Bundle para PC, Mac y Linux.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s