There’s no place I can be Since I found Serenity

Mientras estudiaba la carrera, un amigo me recomendó la serie de televisión llamada Firefly, describiéndola como “si Star Wars hubiese sido protagonizada por Han Solo”. Desde mi infancia siempre he preferido al contrabandista con esa nave que se caía a cachos antes que a Luke Skywalker, porque dado su carácter y su habilidad para meterse en líos, tenía mucho mas potencial para una historia divertida frente a los aburridos caballeros jedi.

There’s no place I can be Since I found Serenity
La tripulación de Serenity en la portada de la miniserie Better Days

Así fue cómo conocí a Malcom Reynolds, el capitán de Serenity, una nave de carga de clase Firefly, y su variopinta tripulación. Tras acabar la guerra y luchar en el bando perdedor (los llamados Browncoats), empezó a viajar de planeta en planeta buscando cualquier trabajo en compañía de su siempre fiel segunda al mando, Zoe. Les acompañaban el muy expresivo piloto Wash, que es el marido de la inmutable Zoe, la adorable y siempre feliz mecánica Kaylee y el matón Jayne. En el camino se les unen Inara, la sofisticada “embajadora”, el Pastor Book (menuda gente tiene que evangelizar), y los hermanos fugitivos Simon y River, que son el centro de la trama principal. Eran un grupo francamente simpático y te encariñabas fácilmente con todos y cada uno de ellos mientras te morías de curiosidad por saber qué le sucedió a la pequeña River para dejarla tan tocada, y por qué La Alianza estaba tan interesado en capturarla.

Lo que no me dijo ese amigo fue que Firefly había sido cancelada. La emitían en FOX, donde es normal que el directivo de turno decidiese que no le gustaba y la desechase. Así que, en el capítulo 13, que era un episodio cualquiera, me tuve que despedir de Serenity, el viejo carguero de clase Firefly.

Probablemente ese directivo de la FOX no se esperaba que las ventas de DVDs recaudasen tanto dinero como para financiar una película cerrando la historia principal y revelando qué sabía River para hacerla tan peligrosa, ni que las miniseries de comic que acompañaron a ese lanzamiento atando mas cabos (los tipos de las manos azules y la historia del Pastor) obtuviesen buenos resultados. Tampoco se habría podido imaginar que tantísimos años después se siga vendiendo merchandising o que el en el 2014 vaya a lanzar un videojuego. Ahora resulta cómico ver como quieren tener los derechos exclusivos sobre el horrible gorro de Jayne en un intento de recuperar parte del pastel.

Aprovechando el tirón del juego, Dark Horse  ha comenzado a publicar una nueva serie “Leaves In The Wind”, en este caso una secuela la película, contándonos las nuevas aventuras de la variopinta tripulación. Como no, en España podemos ponernos cómodos a esperar. Menos mal que siempre nos queda pedirlo de importación cuando salga en un tomo único.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s