Integración de Google+ y Gmail

Integración, la palabra mágica, amada y temida. La capacidad de interacción desde múltiples servicios siempre ha sido algo bueno. Si se facilita el uso de una herramienta, siempre se aumentará la conversión y gente que no estaba convencida de si era útil puede darse cuenta de lo estupendo que es un servicio. Que Pocket y Twitter estén integrados en Feedly hacen que le de mucho mas uso a estas 3 herramientas: desde Feedly y Twitter envío a Pocket lo que me puede interesar leer con mas detenimiento, y después puedo compartirlo si me parece interesante.  Sin embargo Google no parece entender donde está el límite.

Integración de Google+ y GmailFui una usuaria temprana de Google+. Nunca hubo demasiada gente, pero eso no era un problema: lo que me importaba era que la información que recibía allí era valiosa para mi. El perfil del usuario medio era un tanto mas high-tech, por lo que mi timeline mostraba noticias de tecnología, no el chiste de la semana. Además tenía allí Hangouts, que era una evolución de Google Chat con videoconferencia, una buena alternativa a Skype. Pero por supuesto, el objetivo de esta red era competir con Facebook, y al cabo de un tiempo comenzó la avalancha.

Primero fue un cambio de diseño, que en una pantalla de 1080p implica tres columnas sin ningún tipo de orden y una antialising que volvía difuso el texto, dando dolor de cabeza. Después llegó la integración con YouTube, que llenó el timeline de comentarios fuera de contexto. Por ejemplo: si un amigo deja un comentario en un vídeo automáticamente ese comentario aparece en mi feed, sin el previo ni el anterior, carente de todo sentido. Esto empezó a crear flujos de información carentes de interés que ocultaban lo que realmente buscaba.

Este fin de semana por fin me llegó el anunciado email de Google anunciando la integración con Gmail: ahora cualquier persona podía enviarme un correo desde Google+. Es decir, no basta con llenarme el feed de la red social con información inútil, sino que cualquiera puede llegar a mi buzón. Es cierto que esos correos entran en la categoría social de las pestañas, pero si se interactúa con ellos automáticamente pasan a la bandeja principal, además de compartir con ese tercero la dirección de correo. Es un movimiento que tiene sentido, después de la polémica con las empresas al establecer las bandejas y relegar a un segundo plano las promociones: les acaban de dar un sistemas de volver a darle entrada al spam, solo que a través de su red social (uy, mas tráfico artificial). Buen movimiento comercial, las empresas volverán a querer a Google, pero muy malo de cara al usuario.

Integración de Google+ y Gmail
Cómo desactivar la integración de Gmail y Google+

Así que en cuanto llegó ese correo que notificaba el nuevo cambio, hubo que ir a la configuración general de Gmail desde web y marcarlo con claridad: ¿Quien puede enviarte un email a través de Google+? Nadie. Quita bicho.

Que lástima de Google+, algo que empezó tan bien y en un intento de redirigir tráfico hacia su red social están estropeando todo su valor. Este tráfico artificial únicamente está haciéndole perder los usuarios que aportaban valor, ahogando la información útil y real en medio de una tormenta de texto y vídeo inconexo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s