Freedom Force: la edad de oro de los superhéores

Publicado originalmente en UNDERmagazine el 26 de diciembre de 2013

For freedom, for justice, and for Patriot city!

Freedom Force: la edad de oro de los superhéores

Los primeros comics de superhéroes son un reflejo de su época: el héroe aparece dispuesto a salvar la ciudad de las garras de un malvado… introduzcase un villano perteneciente al enemigo de la nación americana del momento: nazi, ruso, japonés, vietnamita, comunista… En el fondo no resulta tan diferente a lo que se ve a hoy en día: Iron Man en sus orígenes resultaba herido en Vietnam, y en la nueva versión de Hollywood recibe la metralla en Afganistán.

En general los videojuegos de superhéroes sulene consistir en elegir un personaje y pegarle a lo que sea que se cruzase en su camino, hasta que en el año 2000, Irrational Games desarrolló uno de los primeros juegos en que se controlase a un grupo superhéroes. Hoy no nos sorprende tanto, porque desde que comenzó la avalancha de adaptaciones cinematográficas salen muchos títulos de este tipo como X-men Rise of Apocalypse o Marvel Ultimate Alliance… pero en aquella época lo mas parecido a un juego de equipo fueron el “Batman Forever” y el “Avengers”, que eran juegos de una sentada, este título brilló con luz propia.

Freedom Force comienza con el accidente de una nave espacial y cómo su cargamento de capsulas de la misteriosa “Energía X” se dispersa al entra en la atmósfera. Todo aquel que entre en contacto con esa fuente de poder consigue unos poderes sobrehumanos relacionados con… dondequiera que vivan y lo que sea a lo que se dediquen. Su premisa es muy similar a la de Wild Cards de George R. R. Martin: la aparición de los superseres produce cambios radicales en la historia, tal como la conocemos.

Freedom Force: la edad de oro de los superhéores

 

Nuestra historia se sitúa en la honrada ciudad de Patriot City, donde aparece el primer superhéroe: The Minuteman, una especie de Capitán América con un look colonial. A él se une Mentor, el alienígena superviviente del accidente, Man Bot, nuestro particular Iron Man, El Diablo, el equivalente latino a La Antorcha Humana y Alchemiss, la wicca universitaria en plan Doctor Extraño, componiendo la primera encarnación de The Freedom Force, el primer supergrupo. Juntos tendrán que desbaratar los planes de sus malvados enemigos que incluyen máquinas voladoras, robots asesinos, espírtus malignos e incluso distorsiones temporales con dinosaurios y alenígenenas. Todo ello con estética de comic clásico: la pantalla de carga de cada misión presenta la portada de un nuevo fascículo del comic “The Freedom Force” que nos da una idea de sobre qué está a punto de suceder. A continuación aparece la voz del narrador y una secuencia de motion-comic donde nos hacen una pequeña introducción, y ac continuación comienza la misión en sí, en un correcto 3D. La adaptación de los sonidos es muy divertida, pues además de las voces y música vemos las transcriciones en bocadillos no solo al hablar, sino que al dar un golpe aparece los típicos “PAF!” y “POW!”, los personajes dormidos tienen Zs flotando sobre su cabeza y los aturdidos un circulo de estrellitas. Y por supuesto al final de la misión aparece el “¿Qué nuevas amenazas se ciernen sobre la Freedom Force? ¡Lo sabreis en el próximo número, el próximo mes!”

La mecánica es la propia de un juego de estrategia: cada personaje tiene una serie de habilidades, que pueden ser ofensivas como superfuerza o lanzar rayos, defensivas como esquivar las balas o generar un escudo, o bien auxiliares, como curarse rápidamente o volar. Podemos distribuir a los miembros de nuestro equipo por la ciudad para que vayan cumpliendo los diversos objetivos de forma estratégica para obtener puntos de prestigio para entrenar a nuestros héroes en la Sala de Peligro, fabricar gadgets o fichar nuevos miembros, pero hay que tener en cuidado con nuestros poderes porque herir a los civiles o destruir el mobiliario urbano nos restará puntos y eso podría poner a la opinión pública en nuestra contra. Y si al gobierno deja de gustarle nuestro equipo empiezará con los recortes de presupuesto en la Freedom Fortress, que podrían llevarnos a la quiebra. Pese a todo, resulta fascinante pegarle a un enemigo con una farola y hacerlo volar hacia la cámara para verle la cara en primer plano mientras unas estrellitas vuelan alrededor de su cabeza. La cámara se desplaza o se rota con las teclas, damos las órdenes con el ratón y manejamos el zoom de la cámara con la rueda, de forma que podemos disfrutar de muchísimos pequeños detalles.

Freedom Force: la edad de oro de los superhéores

La inclusión de la posibilidad de incluir material personalizado aumentó su rejugabilidad, y por supuesto los fans hiceron aparecer con mucha rapidez prácticamente cualquier superhéroe de comic en que podais pensar. Si, cualquiera, incluso Super Lopez. Tal fue su éxito que tuvo una secuela, “The Freedom Force vs The Third Reich”, donde viajamos al pasado y conocemos a los héroes sin poderes, que fueron la inspiración del equipo actual, dandole mas trasfondo a la historia.

Freedom Force es un clásico de los juegos de superhéroes, una delicia para los amantes de los comics clásicos. Se conserva estupendamente pese a tener bastantes años, y tiene potencial para mas horas de juego que cualquiera de los títulos basados en las películas que salen cada pocos meses. A veces tanto patriotismo puede ser enervante, pero es lo apropiado para la época de la historia de los comics que refleja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s