La trilogía de la Nueva República: los inicios del universo expandido de Star Wars

Luke: “Huele bien. Tal como solíamos cocinarlo en casa.”

Mara: “¿En serio? Y yo que creía que el motivo por el dejaste Tatooine fue para unirte a la Rebelión y salvar la galaxia.”

Luke: “No, fue por la comida, solo por la comida.”

Con las nuevas películas de Star Wars amenazando en el horizonte, me pareció un buen momento para volver a visitar el universo expandido de Star Wars. Porque hace muchos años que existe vida mas allá de “El retorno del Jedi”. La trilogía compuesta por “Heredero del Imperio”, “El resurgir de la Fuerza Oscura” y “La última orden” es uno de sus punto clave, y que mejor que volver a disfrutar de los vieja adaptación a comic que le hicieron en los 90.

La trilogía de la Nueva República: los inicios del universo expandido de Star Wars
Portada de Heredero del Imperio I, con Thrawn de fondo

Tras la derrota del Imperio en la batalla de Endor, las tornas de la guerra cambiaron radicalmente, ¿pero alguien creía que todo acabaría tan rápido? Si, perder al Emperador Palpatine y Darth Vader fue un golpe durísimo, pero eso no significa que todos los imperiales se rindiesen incondicionalmente de forma automática. Quedan líderes de planetas sometidos que intentarán hacerse con mas poder, señores del crimen que han encontrado una oportunidad dorada y por supuesto múltiples líderes imperiales que buscan elegir un nuevo líder supremo. La Galaxia no está ni mucho menos en paz.

Durante el tiempo transcurrido desde la batalla final del Episodio VI, la princesa Leia ha sido elegida para ocupar el cargo de Presidente de la Nueva República y las negociaciones para resolver diferencias con los líderes de los diversos planetas dejan mucho que desear. Y mientras Luke tiene que establecer una nueva Academia de Jedi, pero está bastante perdido en ello. También tenemos la oportunidad de conocer mundos que es su día no se pudieron mostrar: el planeta central de la Galaxia, Coruscant (mucho antes de que Episodio I fuese siquiera un proyecto), el planeta de los wookies Kashyyyk, o Bothawi (en Episodio IV nos decían que “muchos espías bothan dieron su vida para poder acceder a los planos de la Estrella de la Muerte”).

Pero un día emerge un gran líder dentro del Resto Imperial: el Almirante Thrawn, que para nuestra sorpresa es un alienígena humanoide de piel azul, ojos rojos, y muy delgado. Media vida pensando que en el Imperio eran unos racistas (en la película los Imperiales siempre son humanos) cuando de repente aparece este tipo extraño que ni siquiera tiene poderes jedi… y pone en jaque a toda la Nueva República. ¿Cuál es su secreto?

“Estudie arte, Capitán. Si entiende el arte de una especie entiende a esa especie”.

– Mitth’raw’nuruodo (el Almirante Thrawn)

Thrawn no es un enemigo poderoso físicamente, ni tiene poderes sobrenaturales: es puro intelecto. Sus conocimientos sobre las razas que pueblan la Galaxia y de lo que hay mas allá de los bordes exteriores le permiten crear estrategias que desarman por completo a sus enemigos, siendo el mejor villano que jamás ha existido en Star Wars. Darth Vader es muy icónico, pero al lado del Almirante es poco mas que un matón. ¿Que la Nueva República tiene Caballeros Jedi? Pues buscamos la forma de bloquear su conexión con la Fuerza en las Bibliotecas del Imperio, que es donde fueron todos los libros y holocrones cuando se alzó el Imperio. ¿Qué sus tropas son mas que las nuestras? Pues creamos tensiones entre las alianzas, que ya de por sí son poco estables, y se va acabando con los enemigos de uno en uno, si no se es que se matan entre ellos y le ahorran el trabajo.

Afortunadamente, la Nueva República no solo tiene nuevos enemigos: aun puede encontrar ayuda en la Alianza de Contrabandistas dirigida por el carismático Talon Karrde y su segunda al mando Mara Jade. El mando de los contrabandistas es consciente del pasado imperial de Jade, pero lo que no saben es que era “la Mano del Emperador”, algo así como el 007 Sith del Imperio con pistolas y sable láser, y que aun tiene pendiente una última orden: matar a Luke Skywalker.

La trilogía de la Nueva República: los inicios del universo expandido de Star Wars
La primera portada de Mara Jade

Pues sí, ya existía un Episodio VII antes de que Disney decidiese explotar la saga a cosa de película por año, y se llamaba Heredero del Imperio. Su calidad era excelente, y sería una pena que se viese desaprovechado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s