Obsolescencia programada

Cuando nos compramos un nuevo equipo tecnológico solemos pensar que estamos haciendo una inversión a un largo plazo, pero en la sociedad de consumo actual nos encontramos con que cada vez tenemos que renovar nuestros sistemas antes: las baterías ya no duran tanto, los  circuitos se chamuscan antes… y este fenómeno no es algo aleatorio, sino que está calculado para que debamos seguir comprando porque está programado.

El negocio consiste en lo siguiente: se crea un produto con fecha de caducidad, y se hace que el precio de los recambios sea tan ridículamente alto que resulte mas barato comprarse uno nuevo que cambiar la pieza. Un ejemplo clásico y bastante espetacular es el de la impresora cuyos cartuchos son tan caros que resulta mas económico comprarse una impresora nueva.

Obsolescencia programada
Un ejemplo satírico de obsolescencia programada

Así, cada cierto tiempo el comprador se ve obligado a sustituir su sistema por uno actualizado, haciendo que los equipos queden obsoletos de forma artificial: puede que un sistema operativo nuevo tenga tales requisitos de hardware que haga imposible ejecutarlo en la máquina que se tiene en uso, pese a que esta se encuentre en perfecto estado, como sucedió en su momento con Windows Vista y sucede hoy con Windows 8. O quizás se deje de dar soporte rápidamente a una versión de un dispositivo, como sucede en el caso de los iPhone de Apple, en cuyas tienda nunca se ven convivir dos generaciones de un mismo producto y sus adeptos hacen colas para sobrevivir a la obsolescencia. El cortometraje de 4 minutos iDiots expresa claramente esta situación.

¿Cómo se puede combatir esta situación? Lo primero es informarse sobre el tema. Lo segundo estar dispuesto a hacer el esfuerzo de buscar una alternativa y leerse la documentación. Para abril del 2014 tenemos la próxima gran fecha de caducidad: Microsoft abandonará el soporte de Windows XP y así obligará a actualizar el sistema operativo de muchos equipos, pero probablemente dichas máquinas no soportarán un Windows superior. ¿Una posible solución? Superar tus miedos y pasarse a Linux, que seguro que existe una versión que le dará una segunda juventud a ese equipo, permitiendonos ahorrar un dinero, que la cosa no está para derrochar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s