Repositorios y control de versiones

Repositorios:

Un repositorio es un depósito donde se almacena información digital, como bases de datos o archivos informáticos. Pueden ser de acceso público o estar protegidos mediante un sistema de  credenciales de identificación. Algunos ejemplos pueden ser:

  • Los depósitos de carácter académico e institucional, que a diferencia de los ordenadores personales o de escritorio, suelen contar con sistemas de respaldo y mantenimiento.
  • Los archivos personales de paquetes (PPA), que son repositorios APT generados con Launchpad, que almacenan programas y actualizaciones de Ubuntu.

Los depósitos se utilizan de forma intensiva en Linux, almacenando, en su mayoría, paquetes de software disponibles para su instalación mediante una aplicación de gestión de paquetes. De esta forma permiten acceder a cientos de aplicaciones para instalarlas y actualizarlas de forma fácil y cómoda. Además, se pueden seleccionar únicamente los repositorios que sean interesantes para un equipo, de forma que el sistema operativo revise únicamente las fuentes que realmente vaya a usar.

Iconos de actualizaciones UNIX
Iconos de actualizaciones UNIX

Control de versiones:

Una versión, revisión o edición de un producto, es el estado en el que se encuentra dicho producto en un momento dado, luego el control de versiones define los diversos cambios que se realizan sobre los elementos de algún producto o una configuración del mismo.

Aunque un sistema de control de versiones puede realizarse de forma manual, se aconseja disponer de herramientas que faciliten esta gestión dando lugar a los llamados sistemas de control de versiones o SVC (System Version Control), para facilitar la administración.

Gestión de versiones mediante repositorios en sistemas UNIX:

Una de las mayores ventajas de los sistemas Unix es la gestión integrada de las aplicaciones. Ya sea mediante la tienda de aplicaciones o “Store” en caso de OSX, iOS y Android, o el gestor de actualizaciones de Linux, hay un proceso del sistema operativo que revisa periódicamente la versión del software instalado, e informa de cuando se puede actualizar tanto el sistema en sí como las aplicaciones instaladas con un solo click. También se puede acceder a esta opción desde el menú raíz del sistema (el icono de la manzana, el de play de Android o en el inicio de Linux).

En Windows esto no es posible: hay que realizar el proceso tedioso de revisar manualmente las aplicaciones una por una, y en la mayoría de los casos descargar la siguiente versión, desinstalar la anterior e instalar la nueva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s