X-men: qué tienen que no tengan los demás

Ante la pregunta de cual es mi cómic de superhéroes preferidos, mi respuesta siempre ha sido X-men o “La patrulla X”. Este año se cumplirán 50 años desde que Stan Lee y Jack Kirby publicaron el primer número y se mantiene tan fresca. ¿Qué tiene que no tengan el resto?

X-men de John Byrne, en los 70
X-men de John Byrne, en los 70

Continuidad

Si bien es cierto que X-men empezó siendo el típico episodio del mes, poco a poco los personajes empezaron a madurar. Es una de esas series eternas, que presentan la oportunidad de que lectores crezcamos con los personajes. Yo empecé a leer los números de los 80, así que se me puede encuadrar en la generación de Pícara (Rogue) y Gatasombra (Shadowcat). Empecé a acompañarlos en la escuela y las vi graduarse, estudiar (o no) su carrera… Y después de esta generación llegaron mas: la de Bala de Cañón (Cannonball de X-Force), la de Júbilo (Jubilee de Generation X)… Hay vida mas allá de luchar con sus enemigos y al cabo de los años los personajes terminan su ciclo.

La pega de esto es que el lector que llega nueva se encuentra una enorme cantidad de equipaje a sus espaldas, que puede desanimarlo. En ese caso, siempre queda el universo Ultimate, reinicio que se realizó alrededor del año 2000, coincidiendo con el estreno de la primera película para este tipo de lectores.

Crítica social

Hay una gran cantidad de temas que se han tocado:

  • Racismo: el choque de visiones entre Xavier, que sigue la línea de Martin Luther King, y Magneto, en el estilo de Malcom X, o el apartheid de Genosha (nación ficticia cerca de Madagascar, con separación entre humanos y mutantes).
  • Antisemitas: se presenta  a Magneto como un superviviente del holocausto nazi, y una vez mas, en la trama de Genosha se muestran los campos de trabajo, similares a los campos de concentración.
  • Marginación: los eventos que rodean a los Morlocks, un grupo de mutantes que viven marginados en las cloacas por ser los “mutantes feos”, aquellos que no se pueden ocultar y se ven obligados a huir y esconderse.
  • Diversidad: los personajes pertenecen a diferentes países, etnias y religiones, lo que aumenta los choques culturales.
  • Casa de brujas: el senador Kelly intenta crear un acta de registro de mutantes, emulando el Macarthismo de Estados Unidos.
  • Homosexualidad/bisexualidad: Estrella del Norte (Northstar) y Mística (Mystique) son los casos mas famosos del universo Marvel. La saga del virus del legado también es una referencia al virus del SIDA.
X-men de Jim Lee, en los 90
X-men de Jim Lee, en los 90

Magneto

El enemigo principal, el verdadero rey del metal (lo siento por Manowar). En su primera etapa su forma de expresarse es tan operística resulta desternillante, pero a partir de la llegada de Claremont deja de ser el típico villano plano de “voy a dominar el mundo, MUJAJAJAJA”. Magneto tiene sus motivos para pensar de esa manera, y sus acciones, por extremas que sean, tienen sentido. También tiene su vida propia y su polémica familia: Pietro (Mercurio o Quicksilver) y Wanda (la Bruja Escarlata o Scarlet Witch, el personaje con poderes mas troll que existe).

Aunque esto se está viniendo a menos desde que Disney compró Marvel y empezó a hacer reformas (véase en Fanhunter), siempre nos quedan los cómics clásicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s