Virtualización de un sistema operativo con VirtualBox

La virtualización es la creación mediante software de una “versión virtual” de un recurso tecnológico, como por ejemplo una plataforma de hardware, un sistema operativo, un periférico…

Un monitor de máquina virtual (VMM) crea una capa de abstracción entre el hardware de la máquina física (host) y el sistema operativo de la máquina virtual (guest), que contiene el entorno de ejecución. Esta capa de software (VMM) maneja, gestiona y arbitra los cuatro recursos principales de un ordenador (CPU, memoria, almacenamiento y conexiones de red) y para repartirlos dinámicamente entre todas las máquinas virtuales definidas en el computador central.

Para que el sistema operativo “guest” funcione, la simulación debe ser lo suficientemente grande (siempre dependiendo del tipo de virtualización).

Existen diferentes formas de virtualización:

  • hardware de servidor
  • software de servidor,
  • sesiones de usuario
  • aplicaciones
  • máquinas virtuales en un equipo de escritorio (lo que nos ocupa ahora mismo).
Windows XP corriendo sobre Ubuntu
Windows XP corriendo sobre Ubuntu

Utilidad práctica:

Este sistema nos permite ejecutar una imagen de un sistema operativo dentro de otro diferente. De esta forma, podemos tener un Windows XP (al que se le acabará el soporte próximamente) en una ventana dentro de otro sistema (en este caso Ubuntu, que si lo tendrá),y seguir teniendo la posibilidad de usar software “obsoleto”, o “abandonware“.

Trabajar en una máquina virtual es muy útil para programadores porque permite una restauración rápida del sistema en caso de que algo vaya mal, puesto que lo que falla es un “equipo de mentira”. Sólo tenemos que cerrar el sistema de virtualización, borrar el fichero de máquina virtual, copiar el de una versión anterior y volver a encender el sistema de virtualización.

Cómo se usa:

  • Descargar un gestor de máquina virtual (VMware y VirtualBox son los mas populares, pero trataremos la segunda por ser de código abierto y gratuita). Microsoft también tiene su propio sistema de máquinas virtuales, pero solo permiten ejecutar otros sistemas Windows dentro de un Windows, por lo que lo obviaré.
  • Tener un disco o imagen de disco (.iso) del sistema operativo a instalar en nuestra máquina.
  • Ir a “crear una máquina virtual”, darle un nombre a dicha máquina y seleccionar el sistema operativo que ejecutará.
  • Seleccionar los recursos que queramos darle (memoria, disco duro virtual). Podemos darle por ejemplo las características de un ordenador que hayamos tenido anteriormente.
  • Una vez creada la máquina, pulsar el botón derecho sobre ella e ir a configuración, pare revisar las opciones de vídeo. Si por ejemplo deseásemos usar sistemas con gráficos 3D, deberíamos activar la capacidad de aceleración 3D.
  • Meter el disco de sistema operativo en la unidad, y a continuación marcar la máquina virtual y pulsar “iniciar”. Con esto empezará el proceso de instalación del sistema operativo, teniendo un “ordenador virtual” en una ventana que se encuentra en el mismo estado en que estaría si lo hubiésemos sacado nuevecito de la caja.
La interfaz de VirtualBox
La interfaz de VirtualBox

Extras de interés de VirtualBox:

  • Seamless Mode: permite ver las ventanas de aplicaciones virtuales como ventanas de aplicaciones en el host.
  • Plena adaptación de resoluciones de pantalla. Sí, se puede ver Windows 98 en pantalla panorámica sin que se achate la imagen.
  • Soporte de DirectX. Se puede ejecutar el Tomb Raider II de forma fluida.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s