Salvemos nuestro Internet en Europa #DeleteArt13

No soy precismente de grandes estamentos políticos, pero viendo el camino de esta situación y teniendo en cuenta que todo el mundo está demasiado ocupado con el fútbol, probablemente no le prestéis atención a la nueva reforma del copyright que se esta llevando a cabo en Europa y tal como se está definiendo es francamente mala para el Internet tal y como lo conocemos.

Save our internt

Viene otra reforma mas de la propiedad intelectual, que se actualiza de cara al mundo digital: nadie discutirá que es necesario a estas alturas, pero hay unos cuantos artículos en esta reforma que son mas que preocupantes: en particular los artículos 11 y 13. El artículo 11 es otra vez la archiconocida y desastrosa “tasa Google” que nos colaron en España y que recientemente fue derogada, habiendo dañado en el proceso a muchas pequeñas publicaciones al hacerles perder la exposición. Sin embargo lo verdaderamente preocupante es el artículo 13: se pretende que todos los servicios a los que deseemos subir contenido tengan que pasar por un sistema de control para ver si existe algo previamente, pudiendo negarnos esa subida por copyright. Para ellos tendría que tener unos grandes sistema que revisasen el contenido que bien podría ser creative commons, o software libre con copyleft, o fair use.

Así que voy a ser clara con a qué afectaría esta ley tal y como está redactada:

  • plataformas de blogs
  • gamers en livestream (por ejemplo, twitch)
  • plataformas de debate (foros, reddit)
  • plataformas con enlaces (redes sociales)
  • plataformas con remezclas (deviantart)
  • repositorios de código (github, gitlab, y básicamente a todo el software libre y de código abierto)
  • parodias
  • memes

Así que os solicito que entre todos llamemos la atención de nuestros representantes en el Parlamento Europeo antes de que algo que puede tener buenas intenciones dé carta libre a la censura y los trolls de patentes, imposibilitando la innovación y el debate. Hay información de acciones a realizar a través de la plataforma saveyourinternet para enviar correos, tweets o incluso llamarlos por teléfono. A mí de todos los españoles a los que me dirigí por email en el día de ayer sólo me contestó ayer una eurodiputada de un grupo que no tenía representación en la Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo (que es el órgano que desgraciadamente ha puesto oficialmente el proceso en marcha hoy), pero que me confirmó que se opondrán en el Plenario junto los firmantes de la siguiente carta al ponente de la reforma. Ahora necesitamos que se opongan mas para poder seguir creando, compartiendo y comentando, así que por favor, no lo dejéis pasar.

Anuncios

La accesibilidad informática saltando al mundo real para las Olimpiadas

Este año he pasado tiempo trabajando temas de accesibilidad web. Es muy curioso lo poco que se cuida este tema en general: tenemos unos estándares mínimos proporcionados por w3c que pocos desarrolladores se molestan en validar, pero además hay otros temas que no se suelen tener en cuenta. Os voy a enumerar algunos de ellos como curiosidad:

  • etiquetado correcto de elementos: las personas invidentes usan lectores de apoyo, que, por ejemplo, leen los textos de descripción alternativa de fotos. No muchos las etiquetan, y eso les quita la información. El validador W3C ayuda a ver qué hacemos bien, y qué no (y los embebidos de wordpress suelen dejar que desear…). Pensad también que esas etiquetas son necesarias para aquellas personas con dificultades motoras y manejan el ordenador con la voz, para que el sistema pueda buscar “dónde tiene que ir”.
  • el “una imagen vale mas que 1000 palabras” es genial… salvo para los invidentes: pensad como esos mapas de pronóstico meteorológico excluye a cientos de usuarios al ser solo visual. Este año tuve que implementar una página del mapa del tiempo accesible, con tablas que indicaban ciudades y su previsión de temperatura y precipitaciones, que tenía enlazada la descripción de la imagen de el tiempo que todos podemos ver. Una trabajera, pero te genera mucha satisfacción el saber que trabajas en algo bueno.
  • tipografias: es bueno buscar fuentes que no excluyan a los disléxicos. Si bien las asimetrícas les ayudan, por favor intentemos que no espanten a los no disléxicos. Personalmente boer y comic sans me dan dolor de cabeza cuando llevo 2 o 3 páginas leídas, pero pocos saben que algunas tan típicas como Arial y Tahoma también son legibles para ellos. Además del 90% de las versiones sans-serif de la mayoría de las tipografías, pues juegan con los espaciados anchos de algunas secciones y longitudes verticales para ayudar a diferenciar. Si la web verifica el w3c, el modo lectura de Firefox puede cambiar la fuente a una adecuada para ellos, además de cambiar el tamaño o resolución para otras personas condificultades. Otra nota cultural friki: el 8º libro de Harry Potter es el primer libro impreso que ha tenido una tipografía apta para disléxicos, para que veaís lo reciente que es el tenerlos en cuenta.
  • todos aquellos que usan hojas de estilo o CSS para corregir detalles: queda precioso, pero los ciegos no lo ven. “Coloco esto en esta posición por CSS”, que además es una imagen, y así tiene mas sentido visual no se aplica cuando un lector de pantalla te lee el texto y etiquetado HTML real (por ejemplo orca o jaws) no puede leerlo y se pierde información.
  • contraste de colores y daltonismo: ¿Sabéis por qué en Facebook es casi todo el colorido de diversos tonos de azul? La respuesta no es que el azul sea de facto el color preferente en  redes sociales, ni que sea el color preferido de la mayoría de la gente según multiples estudios, sino que su creador, Mark Zuckerberg, es daltónico, y el azul es uno de los colores cuya riqueza de tonos pueden distinguir mejor esas personas. Hay muchas herramientas que nos permiten ver la web con filtros de color como ellos, lo que nos ayuda a elegir los colores. Hay también una aplicación de móvil que nos proporciona un filtro en la cámara que emula los distintos tipos de daltonismo  si la estamos liando al colocar distintos colores en las señalizaciones.

Y justo a la sección de los carteles indicadores del mundo real pretendía hablar cuando comencé a escribir esto. Hay una propuesta para los Juegos Olímpicos (y consecuentemente Paralimpicos) de Japón de usar una tipografía que combine lectura visual y braille. Este diseñador llamado Kosuke Takahasi nos proporciona una nueva herramienta de accesibilidad verdaderamente destacable, y me alegra ver qué este tema que trae de cabeza a muchos desarrolladores salta al mundo real para seguir reduciendo barreras de exclusión.

La fuente Braille Neue

La fuente Braille Neue combina letras latinas y katakana japonés con su representación braille, de manera que las señalizaciones de barandillas serían legibles para todos. Me parece un proyecto en progreso interesantísimo que espero que llegue a buen término.

Rastreando a los rastreadores: Lightbeam

En la línea del tema de privacidad que hablé la semana pasada basado en Facebook, hoy os hablaré de cómo visualizar fácilmente cuando navegamos por la web. Existe una extensión de Firefox llamada Lightbeam, basada en Collusion, que nos muestra cuando entramos en una página, que otros servicios también están allí. No todo lo que vemos allí tiene por qué ser malo, pero  es bueno que tengamos conocimiento de qué está sucediendo con nuestros datos, lo que la convierte en una herramienta de divulgación muy interesante.

Pero así como el internet ha abierto el mundo a todos nosotros, también nos muestra a todos nosotros al mundo. Y cada vez más, el precio que debemos pagar por el hecho de estar conectados es nuestra privacidad. Hoy en día, a muchos de nosotros nos gustaría creer que el internet es un lugar privado; no lo es. Y con cada clic y cada toque de la pantalla, estamos como Hansel y Gretel dejando migas de pan de nuestra información personal por todos los sitios que visitamos en los bosques digitales. Dejamos nuestros cumpleaños, direcciones, nuestros intereses y preferencias, nuestras relaciones, nuestras historias financieras, y así sucesivamente.

Permítanme hablarles un poco más de esta industria al acecho. La imagen que se está formando detrás de mí se llama Collusion y es un complemento experimental para navegador que se puede instalar en Firefox y que ayuda a ver a dónde van nuestros datos en la red y quién nos está siguiendo. Los puntos rojos que ven allí arriba son sitios de seguimiento del comportamiento que no he navegado, pero que me están siguiendo. Los puntos azules son los sitios que sí he navegado directamente. Y los puntos grises son los sitios que también me están siguiendo, pero no tengo ni idea de quiénes son. Todos ellos están conectados, como se puede ver, para formar una imagen de mí en la red. Y este es mi perfil.

Microsoft compra GitHub y se rompe el equilibrio

Tras varios días de rumores, GitHub comunicó el día 4 que habían sido adquiridos por Microsoft. Para quien no lo sepa, GitHub se puede describir principalmente como un servicio de respositorios para almacenar código en el que diferentes desarrolladores trabajar de forma simultánea en él mediante un control de versiones. Pero su valor real es principalmente una gran comunidad de desarrolladores, principalmente de software libre y de código abierto, intercambiando ideas, ofreciendo sugerencias y mejorando el código entre todos. Se trataba de un espacio neutro con no solo proyectos de desarrolladores individuales o pequeñas compañías, sino que 4 de los 5 gigantes estaban allí: Microsoft, Apple, Google y Facebook. Al colocarse uno por encima del resto, el equilibrio está roto y pase lo que pase ya nada será lo mismo.

El cartel conmemorativo de GitHub

Lo que sí podemos asegurar es que el movimiento de Microsoft tiene sentido por varios motivos:

  1. “Estrategia de nube”: Microsoft ha dejado de lado Windows como proyecto estrella para centrarse en la nube con Azure. GitHub es (o al menos el día 4 era) el repositorio mas grande del mundo, por lo que es goloso tenerlo en sus servidores.
  2. “Developers, developers, developers”: Microsoft tiene escasez de desarrolladores para su ecosistema. Es algo que se nota en sus aplicaciones de Windows 10, donde la dejadez es espectacular y en su mayoría se trata de las aplicaciones web progresivas en una ventana de Microsoft Edge que ni siquiera se integran debidamente en el sistema de notificaciones del sistema. Hay una clara expectativa de conseguir atraer desarrolladores hacia sus herramientas.
  3. “Microsoft ama el código abierto”: Satya Nadella está repitiendo ese mantra una y otra vez, y haciendo serio esfuerzo por hacernos ver que “Microsoft ha cambiado”. Ahora hay herramientas de .NET o Typescrypt a las que podemos acceder de manera gratuita, y Visual Studio Code es de código abierto.

Reconozco que ante las noticias el fin de semana yo me quedé, como supongo que les pasó a muchos, petrificada. ¿Cuál es mi opinión personal? Pues que yo no confío en Microsoft.

  • Microsoft se ha esforzado durante mucho tiempo en ganarse la antipatía de la comunidad de software libre, con su anterior CEO llamándola “un cáncer”. En el pasado ha atacado agresivamente a los sistemas Linux y en el presente sigue usando patentes para sacarle dinero a los fabricantes de dispositivos Android, cosa que no parece que vaya a parar. Con su nuevo CEO ha habido un cambio y ha comenzado a abrazar Linux, pero sinceramente si quieren ser competitivos en la nube, va a tener que jugar con las reglas de OpenSource, que le lleva años de ventaja, por haberse perdido ese tren con su dirección anterior.
  • El haber hecho buena parte de sus herramientasde código abierto también viene de la mano de intentar recuperar a los desarrolladores en formación. Yo pertenezco a una generación que cuando empezó la carrera Visual Studio 6.0 era el IDE de facto en la universidad, pero Microsoft se volvió codicioso y subió el coste de las licencias a la universidad, por lo que todo el temario de repente cambió a Java y para el C mas duro a nivel de drivers, para lo que utilizamos KDevelop. Esta situación alienó a Microsoft durante todo el resto de lo que duraron mis estudios. La situación de abrir Visual Studio Code la veo como un intento de enmendar esa situación porque la generación de desarrolladores a la que pertenezco prescinde directamente de sus herramientas.
  • Temo por Atom, mi herramienta preferida para trabajar con Javascript y PHP. Era de GitHub, pero con la adquisición la veo relegada al ostracismo por su compañía padre, aunque siendo de código abierto siempre se puede hacer un fork y que la desarrolle la comunidad. Estoy convencida de que todos los recursos que GitHub empleaba en ella ahora irán a Visual Studio Code.
  • Recuerdo Skype (que después pasó con el legal interceptor, una época de anuncios de video cortando las videollamadas y anuncios por todas partes), Nokia (ese Lumia que no había manera de vender), Wunderlist (la cerraron), Linkedin (que ellos reordenaron y ahora es una fuente de mensajes de recruiters en lugar de ofrecer networking de calidad)… y Minecraft no era santo de mi devoción con la cantidad de memoria que comía, pero la versión reescrita de Microsoft, aunque mas rápida, es exclusiva para Windows 10. La versión interoperable Java sigue viva para el resto, pero con un desarrollo mucho mas deficiente. Mi esperanza ante el deterioro de GitHub y otra “triple E” por cuestiones púramente históricas es baja. Recordad que el core de GitHub no es de código abierto, por lo que no está protegida contra la “E de extinción”.
  • Sufro Windows 10 desde hace casualmente 10 meses, y su fiabilidad ha demostrado ser la mas escasa de todos los Windows que he tocado debido a sus actualizaciones forzadas: cada vez que llega una es una ruleta rusa que puede acabar con tener que reinstalar el sistema operativo, y además cada iteración instala lo que le da la gana cuando le da la gana (no importa lo que estés haciendo, lo hace y te fastidias) cambiando las opciones de privacidad (con telemetría y lo peor, anuncios, cuando he pagado por el sistema operativo) a su gusto, lo que requiere un tiempo por mi parte teniendo que reajustar todo el equipo. Esto hace que prefiera desarrollar en mi viejo equipo con un Linux sólido a intentarlo siquiera en esa pesadilla que es Windows 10. Será el número 1 en juegos, pero es porque para jugar a muchos títulos no tenemos otra alternativa.

Así que por todos esos contras, he migrado todos mis repositorios de GitHub, donde tenía mi código público, a Gitlab, donde tenía algún desarrollo en repositorio privado. El hecho que proyectos como Gnome o GIMP estén allí me dá confianza de que será un buen lugar neutro. Yo en particular no me siento traicionada por GitHub, pues nunca me generaron una expectativa contraria a Microsoft, pero en ese movimiento de “adquisión de una comunidad de desarrolladores a golpe de talonario” no van a contar conmigo. Para ganarse a los desarrolladores hay que ganarse su simpatía, y van a necesitar un cambio de actitud, ética y estabilidad de sus sistema mucho mayor si esperan que me acerque a ellos de buen grado.

Black Panther y el “proyecto Motherland”

Cuando ví el trailer en el cine, mi primera impresión fue “Pantera Negra va directamente para cuando salga en DVD”: parecía mas Fast and Furious que otra cosa y no podía echarme mas para atrás. Las críticas de mis amigos no fueron positivas, comparándola con el Rey León (es una historia africa y comparten iconografía, aunque también es parte de nuestra ignorancia sobre su cultura) o esperando ver algo mas cercano al cómic clásico. Tras todo este tiempo llegó el momento de verla en mi sofá y he de decir que me ha sorprendido. Sigue sin ser mi tipo de película, pero puedo apreciar un montón de buenos detalles. El taquillazo es claramente consecuencia de haber salido el año en que ha salido mas que de la técnica de la película en sí, pero teniendo en cuenta los valores que transmite, me alegro enormemente de su éxito.

Yo a Pantera Negra lo conocía por los cómics antiguos de Los Vengadores, y para mí su malo principal era Klaw un villano cutre con un mano protésica que se convertía en un arma de ondas sónicas… y era un tanto aburrido. Mas allá de considerarlo “el africano de los Vengadores”, que vivía en una ciudad superavanzada oculta en algún lugar por Kenya, y poco más. En cambio, el proyecto, (originalmente llamado Motherland) da un giro, dejando la típica trama de “blancos contra negros” de lado, en un intento de hacer a los afromericanos sentirse orgullosos de sus orígenes y plantear las cuestiones de división dentro de su propia etnia por el tema del desarraigo, recordándome en cierto modo a los X-men con los que crecí y a los que tanto echo en falta en los últimos años.

Es una película en la que la nación de Wakanda aparece increíblemente avanzada, pero a la vez es muy fiel a sus orígenes y a sus tradiciones, dándole una estética verdaderamente impresionante. Sí, me encantó la fotografía con sus paisajes y colorido, y al buscar el arte conceptual también quedé mas que impresionada. Sobre el producto en sí, considero que han utilizado una fórmula que funcionó bien desde finales de los 90: darle la dirección del producto a alguien que demográficamente lo represente, de manera que haya un cuidado y cariño mayor. X-men a un friki, WonderWoman a una mujer, y Pantera Negra a un hombre de color. Técnicamente éste no es el primer superhéroe de color, pero Spawn carece de ese punto de apelar a la fibra sensible presentando una África orgullosa y sin colonizar.

Black Panther y el

Nos encontramos antes una película que celebra las minorías: su reparto es principalmente de color, con únicamente las excepciones de Everett Ross y Klaw en el papel de “blanco bueno” y “blanco malo”, dándole la vuelta a los términos de inclusión étnica en las películas. Habrá quien se queje, pero sinceramente es lo que les despachamos a ellos habitualmente, y me parece una forma genial de concienzación. También el dejar la típica pelea colonialista de lado, dejándole tan poco papel a Klaw, para darle ese espacio de rival a Killmonger, un “monstruo” creado por una decisión de mantener el aislamiento de la avanzada Wakanda respecto al resto del mundo, generando un conflicto social bastante interesante. Otro factor muy llamativo es el papel de las mujeres en la película: su hermana pequeña Shuri, la líder de la guardia Okoye y la revolucionaria Nakia tienen papeles altamente relevantes en la trama, siendo probablemente el reparto femenino mas inclusivo que he visto en una película de superhéroes (prácticamente siendo algo así como los Ángeles de Wakanda, dándoles consejo y apoyo tanto moral como en el campo de batalla al rey primerizo T’Challa).

La película en sí con su acción no es especialmente de mi gusto (las escenas de Pelea con el traje digital se ven cutres, yo qué le hago), y esto es probablemente debido a que actualmente experimento un agotamiento con las películas y series de superhéroes, quizás porque llevamos tantos años una tras otra y la fórmula se está agotando tanto para mí (creo que con “Defenders” toqué fondo) que lo único que últimamente me entretiene es “Legends of Tomorrow” por el continuo descarrilamiento que genera el variopinto y caótico grupo. La ciencia y tecnología… bueno, es “ciencia Mavel”, así que hace mucho tiempo que intenté darle sentido, pero el vibranium sirve para todo. Yo soy de la opinión de dar el salto de fe en estos temas: si Iron-man tiene una armadura de nanotecnología que sale de un pequeño recipiente y se transforma en no se cuantas cosas, ¿por qué el traje de Pantera Negra no puede salir de forma similar del collar? De hecho tiene mas espacio para guardarse y hace menos cosas. ¿Tan difícil es imaginar que hay una civilización superavanzada tipo Atlántida en África, o que en un entorno tecnológico tan avanzado pueda haber una niña prodigio comparable al profesor Q de las películas de Bond ?

Como conclusión final considero que esta película nos invita a hacer examen de consciencia sobre el trato a las minorías en los medios audiovisuales, y nos dejo la genial última frase del discurso de T’Challa en una escena post-créditos, que me parece enorme estando como está el mundo hoy en día: “Pero en tiempos de crisis, los sabios construyen puentes, mientras los necios construyen muros. Debemos encontrar el modo de cuidar los unos de los otros, como si fuésemos una única tribu”

“But in times of crisis the wise build bridges, while the foolish build barriers. We must find a way to look after one another, as if we were one single tribe”.