The Brexit Game: “Her majesty’s spiffing”

Hace tiempo que quería echarle el guante a este juego, que pese a ser un título indie menor está en cierto modo mas de moda que nunca: el punto de partida es que Reino Unido decide salirse de la Comunidad Económica Europea… y desde ahí todo va cuesta abajo, de culo y sin frenos. Viendo que todo se va al garete, la Reina de Inglaterra decide tomar cartas en el asunto, montando una nueva oleada imperialista enfocándose en el espacio.

The Brexit Game: "Her majesty's spiffing"

En esta historia tomamos el papel del capitán Frank Lee English en una aventura breve (unas 3 horas si eres de los que te gusta explorar, pero esa es su mayor pega: es muy, muy breve) pero desternillante, donde se ríe tanto de los tópicos del humor inglés como de los momentos clásicos de las aventuras gráficas de los 90,y algun que otro guiño a Spaceballs (“La loca historia de las galaxias”).

No es plan de contar mucho mas allá de la premisa siendo tan breve, pero el trabajo de este pequeño estudio es fantástico y aunque cierra la trama, deja con ganas de más. Solo puedo desearles lo mejor y esperar a ver si siguen sacando mas aventuras siguiendo la estela de Her majesty’s spiffing.

Peleando por mi privacidad en Windows 10

Llegó el temido día de enfrentarme a Windows 10… Y he de decir que el sistema parece heredar algunas de las cosas mas monstruosas de Windows 8: la  convivencia de aplicaciones de Windows clásicas con las de tablet: ¿quieres poner el tema oscuro? Pues solo se pondrán en las de tablet, el resto en blanco radiactivo… hasta que lo cambies en Windows clásico. Te damos de salida Dropbox, pero es el de Tablet, si quieres sincronizar archivos en serio ve a por la “aplicación de los mayores”. Esto sigue siendo el típico suma y sigue, y una larga lista de desintalaciones para poner en su lugar programas de software libre… pero lo mas curioso ahora mismo para mí es todos los sitios en los que hay que revisar por temas de privacidad. Enumero por si resulta útil a otros y se ahorran unas pocas vueltas y conspiranoia 🙂

1.- Configuración: privacidad: general: obviamente no quiero anuncios en mi menú inicio.

Peleando por mi privacidad en Windows 10
Configuración general de privacidad

2.- Configuración: privacidad: ubicación: (en serio, no mas anuncios a medida).

Peleando por mi privacidad en Windows 10
Rastreo de localización

3.- Configuración: privacidad: ubicación: (mas abajo del punto 2).

Peleando por mi privacidad en Windows 10
Desactivar el rastreo de ubicación en aplicaciones

4.- Configuración: cuentas: sincronizar la configuración:

Peleando por mi privacidad en Windows 10
Desactivar la sincronización con Microsoft

5.- Asegurarse de que Cortana se estará callada. Menú inicio, teclear algo, y pulsar el icono de Cortana.

Peleando por mi privacidad en Windows 10
Corrtana desactivada

6.- Los accesos rápido del explorador de ficheros. Ir a exploraor de ficheros (el icono de carpetita): vista: opciones, y marcar “en este equipo”

Peleando por mi privacidad en Windows 10
Privacidad en los accesos rápidos

Y con esto creo que está todo… al menos hasta la próxima vez que Windows se actualice e intente colar algo mas. Paciencia, paciencia…

Desencadenando el GitKraken

En el pasado he hablado de Git para gestionar las versiones del código, pero hoy voy a volver al tema para hablar del cliente que estoy usando de forma regular: GitKraken. La interfaz gráfica de la casa siempre dejó que desear y he paseado por unas cuantas, habiendo estado durante mucho tiempo con SmartGit, pero recientemente me dió por probar esta no solo porque había leído buenas referencias, sino porque también me hizo gracia el nombre.

Desencadenando el GitKraken

Las ventajas de usar un cliente gráfico son obvias (aunque obviamente la línea de comandos consume menos recursos y una vez se tiene el vicio es rapidísima):

  • es mas fácil de usar, pues no hay que memorizar comandos, además de que ver el resultado en una imagen es mas sencillo de procesar, pues “una imagen vale mas que 1000 palabras”.
  • la posibilidad de condensar procesos en un par de clicks, ahorrándose muchas líneas complicadas.
  • la posibilidad de tener cómodamente almacenadas las credenciales.

Cada uno tiene sus gustos, pero para mí este cliente supera a SourceTree (que es el referente clásico) por su claridad de visualización de las ramas, lo que lo pone a la cabeza de todos los que usado hasta ahora en este terreno… y además es multiplataforma, asi que funcionalmente hay poco mas que se pueda pedir… La única lástima es que aunque su base sea de código abierto, no comparte esa filosofía.

El regreso de Ubuntu a Gnome

Hace unas semanas, Mark Shuttleworth anunció que el plan de convergencia de Ubuntu ha muerto: adiós a Unity, y a los móviles y tabletas con Ubuntu como tal. Su nuevo enfoque es la nube y el IoT, y en cuanto al escritorio, se vuleve con Gnome.

El regreso de Ubuntu a Gnome
La interfaz de Gnome 3

Por un lado es una noticia fuerte: han sido bastantes años con Unity, que en mi opinión empezó con muy buenas intenciones y a medio camino perdió por completo el rumbo. El regreso a Gnome asusta: Unity nació del rechazo de muchos usuarios a Gnome 3, porque sinceramente pocos entendimos que se supone que pretendían esa gente cuando cambiaron su metáfora de escritorio (yo misma sigo sin tener ni idea), por lo que sería volver al problema original en el “sabor padre”. Siempre tenemos los alternativos, y yo tradicionalmente he abogado por Xubuntu por su bajo consumo de recursos, pero mi impresión es que van a rizar el rizo.

Unity tenía su público, y particularmente la búsqueda en los menús de las aplicaciones con la tecla ALT era estupenda para muchos usuarios, pero el consumo de memoria y el no escuchar en cuestiones de privacidad le pasó una alta factura. Ahora tendremos que ver cómo va la fusión con lo que solía ser Ubuntu Gnome (no tiene sentido mantener el sabor extra) y qué conservan, porque parece que la infame integración con Amazon podría seguir allí, con lo que la mayor pega de la distro se mantendría. La respuesta, a mas tardar, en abril de 2018.

Creando una newsletter con mas estilo mediante Paper.li

Las newsletter o emails de noticias son un clásico, pero a día de hoy ese formato está bastante desactualizado. En una época en la que el contenido curado es tan habitual, Paper.li pretende revitalizar ese concepto mediante un “periódico” digital. ¿La gran ventaja? Su integración con redes sociales, de manera que es muy fácil mejorar la presencia web, y de paso uno se puede ahorrar el tiempo de maquetación y localización de contenidos.

Creando una newsletter con mas estilo mediante Paper.li

La forma de manejarlo en sencilla: simplemente se elige un par de temas, y automáticamente la plataforma nos da varias posibilidades de fuentes en blogs, Facebook, Twitter…  y una vez añadidas nos hace una carga preliminar de contenido, que simplemente editaremos al gusto agregando o silenciando contenidos, hasta quedar satisfechos.

Es importante destacar que este caso es similar a una newsletter, de manera que solo enviamos contenido, no hay comentarios, ni feedback, ni comunidad, de manera que esta herramienta solo es útil de cara a promoción, con la ventaja de no tener las vallas que pueden tener otros servicios. Yo particularmente prefiero Flipboard para recopilar contenidos y tener conversaciones sobre ellos, pero hay una herramienta adecuada para cada necesidad.